William Vázquez Irizarry

Punto de vista

Por William Vázquez Irizarry
💬 0

De vuelta al toque de queda

Decía Neruda: “Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos”. Cabe preguntarse entonces, ¿por qué hacemos lo mismo?

Tras María, el gobernador Ricardo Rosselló instauró por orden ejecutiva un toque de queda al amparo de una ley que meramente indicaba que podía emitir órdenes que estimara “convenientes” al declarar una emergencia.  La ley nada habla de toques de queda, ni la suspensión de derechos civiles como la libertad de movimiento.  Sin lugar a duda, es una medida que se considera en situaciones de emergencia cuando condiciones de inestabilidad hacen que la presencia de ciudadanos en las calles represente un riesgo de seguridad aun para ellos mismos. Sin embargo, que parezca una medida razonable no exime de que requiera una clara base legal. No se puede pedir menos cuando se limitan derechos fundamentales.

Luego de utilizar esa vaga base legal, en octubre de 2017 La Fortaleza envió a la legislatura un proyecto que buscaba dotar al gobernador de la autoridad discrecional para “establecer un toque de queda, su horario, duración y sus exclusiones”.  La medida fue rechazada por ambas cámaras e incluso un informe de una comisión dirigida por el presidente Johnny Méndez estipulaba que el “poder otorgado al gobernador nos resulta en un lenguaje demasiado amplio y no menciona situaciones específicas en las cuales se puede establecer un Toque de Queda, dejando dicho poder a discreción del gobernador únicamente creando así un gobernante con poderes casi ilimitados”. Nótese que el lenguaje rechazado es incluso superior al que se utiliza hoy día para establecer un toque de queda del 15 al 30 de marzo. La legislatura tuvo mas de dos años para actuar sobre esto; no lo hizo, y ahora nuevamente estamos en una emergencia, bajo otro toque de queda, con bases legales inciertas.

Inciertas son también las consecuencias de no acatar la orden ejecutiva.  Se indica que, conforme a la Ley 20-2017, incumplir la orden supone responder con sanciones penales y multas.  La orden ejecutiva se refiere a que la ley dispone pena de reclusión que no excederá de seis meses o multa que no excederá de $5,000 o ambas, a toda persona que “incumpla con las órdenes de evacuación del Departamento de Seguridad Pública o sus Negociados”.  

El problema es que la ley se refiere a órdenes de evacuación de la población civil y está predicada en el claro contexto del desalojo de lugares en escenarios como huracanes.  De hecho, estas órdenes de evacuación son las que estas agencias realicen “como parte de la ejecución de su plan en casos de emergencia o desastre”. No se trata, pues, de “evacuar” calles o espacios públicos. No podemos ser creativos cuando se trata de delitos. Además, esta situación es de la hechura de esta administración. La Ley 20-2017 sustituyó la antigua Ley de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y aquella sí indicaba, de forma expresa, que desobedecer cualquier orden emitida durante una emergencia era delito. La vigente lo eliminó.

Esta columna no es un llamado a salir a la calle sin necesidad, eso puede que no sea ilegal, pero no deja de ser una irresponsabilidad.  Tampoco pretende cuestionar la intención y legitimidad del esfuerzo que realiza el gobierno en medio de una emergencia real. Lo que ocurre es que nada de eso exime el procurar actuar dentro de los limites de lo legal. No olvidemos que las emergencias son propicias para flexibilizar controles que luego puede ser difícil recuperar. La legislatura tiene un deber inexcusable de actuar sobre esto. En la próxima emergencia, no podemos ser los mismos.

Otras columnas de William Vázquez Irizarry

jueves, 2 de abril de 2020

A quién le importa la legalidad

William Vázquez Irizarry declara que reclamar que la actuación gubernamental descanse de forma clara en una ley y dentro de lo permitido por la constitución, no es un capricho de abogados y abogadas

sábado, 25 de enero de 2020

El uso de poderes de emergencia

¿Es necesario eximir todos los contratos del gobierno, incluso los que no están relacionados a la emergencia?, cuestiona William Vázquez Irizarry

💬Ver 0 comentarios