Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Diciembre atrae a Canelo, Mayweather y Pacquiao

Todo parece indicar que los sábados 8 y 15 de diciembre de este año, tan caluroso y lluvioso en el mundo entero, están en agenda para la revancha de Mayweather con Pacquiao, en el primero, y la vuelta de Canelo, en el segundo, con sus cetros medianos en juego, frente a un retador de primer orden, y de ganar entonces le daría el desquite a su conquistado, Golovkin, el 4 de mayo de 2019.

Horas antes del pleito de Canelo y Golovkin, que todavía es tema chicle en los corrillos deportivos por su veredicto controvertible a favor del mexicano, Mayweather aprovechó su atracción con los periodistas y anunció que había iniciado negociaciones con Pacquiao, al que venció por decisión aplastante en mayo de 2015, aprovechando que ambos son agentes libres.

Por su parte, Oscar de la Hoya, promotor de Canelo, sentenció anteayer que este desea combatir rápidamente, y mencionó a los cotizados David Lemieux o Jermall Charlo como posibles oponentes, sin descartar el Madison Square Garden como la sede.

En cambio, Mayweather, ganó alrededor de $300 millones al jugar al gato y ratón con el filipino —que ha conseguido títulos universales en ocho divisiones—, gracias a los 4.6 millones de suscriptores que tuvo el pay per view a $99.95.

Es obvio que una segunda edición no tendría tanta seducción televisiva debido al triunfo categórico de Mayweather, pero también es cierto que Pacquiao, que viene de noquear al argentino Lucas Mattysse y capturar la faja welter de la AMB, peleó con su hombro derecho hecho papilla, sufriendo la rotura del manguito rotador, que se tuvo que operar de inmediato.

Hay que recordar que la Comisión Atlética de Nevada le negó a Pacquiao el pedido de inyectarse el calmante Toradol, dos horas antes del choque, a pesar de que Usada, brazo de WADA, agencia mundial de antidoping, le había dado luz verde.

Pacquiao, pues, pareció más un manco, conectando tan solo 16 jabs a través de los 12 asaltos, mientras Mayweather abusaba con su velocidad y muro defensivo.

Esta pareja, sin dudas, solamente piensa en ganancia extra de plata, y no sería extraño que de cuajarse este desafío podría ser en Japón, donde Mayweather gustaría tener primeramente un tune-up, obedeciendo además a que Pacquiao le debe una millonada al IRS, y el suelo estadounidense le sería perjudicial por causas evidentes.

Otras columnas de Chu García

miércoles, 22 de mayo de 2019

A Steve Kerr hay que quererlo

Hay una ley no escrita en el deporte: cuando un equipo gana es por la autoría de sus jugadores, pero si pierde es por culpa de su dirigente.

lunes, 20 de mayo de 2019

¡Wow, qué pegada tan bestial!

Uno es japonés y chiquito, el otro, estadounidense y grandote, pero ambos tienen forrados sus puños de TNT, y el sábado sus rivales quedaron tan anestesiados que parecía que estaban en un quirófano.

viernes, 17 de mayo de 2019

Manny vs Naoya: choque de trenes

Hace unos años, se perfilaba siempre al boxeador japonés como kamikaze, muy dado al ataque suicida. Pero últimamente se han transformado, en su mayoría, y son más efectivos técnicamente, con pegada dura y conservando su valentía ancestral.

miércoles, 15 de mayo de 2019

Wilfredo Gómez dejó salvar a Salvador Sánchez

Sin embargo, Gómez no tan solo entrenó a medio pocillo, empezando en Ponce en un gym que Rafy Serrano le habilitó, acuertelándose además en el hotel Holiday Inn, sino que le menospreció al ser testigo de un triunfo de Sánchez sobre su coterráneo Nicky Pérez, en julio, por decisión unánime, pero sin esforzarse, lo que él estimó que no tenía suficiente talento para derrotarle.

💬Ver 0 comentarios