Efraín Rosado

Tribuna Invitada

Por Efraín Rosado
💬 0

Doble discurso en la Junta de Supervisión Fiscal

En el día de ayer la Junta de Supervisión Fiscal recomendó enmendar el artículo 29 de la Ley 3-2017 que le da el poder de remover cualquier miembro de una junta de las corporaciones públicas del país. La Junta recomendó que ese poder se limite a que el Primer Ejecutivo tenga causa válida para su decisión. Según la Junta, la recomendación se debe a la importancia de que las juntas de las corporaciones públicas sean independientes y aseguren el cumplimiento con los planes fiscales. También reconocieron que la independencia de una junta libre de control e influencia políticas para lograr una mayor responsabilidad gerencial y la eficiencia en las corporaciones públicas.

Según Natalie Jaresko, las juntas verdaderamente independientes también fortalecen la gobernanza, aumentarán la credibilidad y atraerán la inversión tan necesaria y crítica para la transformación de la economía de la Isla. Añadió que los miembros de juntas y cuerpos rectores deben establecer las políticas y tomar las acciones que ellos determinen, en su juicio experto, son las que mejor sirven los intereses de sus respectivas instituciones.

La inconsistencia de esta recomendación está en que hace un par de semanas avalaron el plan fiscal de la Corporación para la Supervisión y Seguro de Cooperativas de Puerto Rico (COSSEC) en el cual se recomienda un cambio en la gobernanza de la corporación creando un comité compuesto por la Comisionada de Cooperativas, el Director Ejecutivo de AFASS y el Comisionado de Instituciones Financieras que prácticamente sustituye a la Junta de Directores en la cual ha una participación de las cooperativas aseguradas y que aportan el 100% del capital de esta corporación.  Este cambio en la gobernanza de COSSEC se presentó esta semana en un proyecto de la Cámara de Representantes (P. de la C. 1209) en el cual establece el comité especial compuesto por estos tres funcionarios del gobierno y le transfiere todas las funciones de la Junta de Directores. 

La recomendación de la Junta es una hipocresía luego de acoger el plan fiscal de COSSEC, cuando el propio plan reconoce que la Junta de Directores de la corporación ha tomado medidas responsables al establecer reservas para atender cualquier reclamaciones contra el seguro de las cooperativas. Luego se contradicen al establecer que la participación de los representantes de las cooperativas puede crear un posible conflicto de intereses, ya que estos pueden tomar decisiones a favor de los intereses de las cooperativas aseguradas y no de los intereses de COSSEC. ¿Acaso el interés de las cooperativas y el de COSSEC no es el mismo?

La Junta de Control Fiscal acoge la recomendación de crear este comité que indudablemente tendrá un control e influencia político partidista y que mucho menos podrá garantizar una responsabilidad gerencial, ni tampoco la eficiencia de COSSEC. La creación e imposición de este comité y esta intervención gubernamental no puede traer credibilidad al sistema cooperativo, al contrario, cientos de socios de cooperativas pueden sacar sus depósitos y acciones de las cooperativas, porque no hay confianza en el gobierno. Recordemos que fue el propio gobierno el que recomendó a las cooperativas invertir en bonos que ahora el mismo gobierno no puede pagar, ocasionando pérdidas millonarias a las cooperativas. La Junta de Supervisión Fiscal debe ser consistente en sus posturas, en el caso de COSSEC tienen recomendar que no se apruebe el P. de la C. 1209, de lo contrario, su recomendación al gobierno solo será un vil acto de hipocresía.

💬Ver 0 comentarios