Juan Zaragoza

Tribuna Invitada

Por Juan Zaragoza
💬 0

Domar el monstruo de las drogas

Hace un tiempo, un maestro decepcionado me comentaba que nuestro sistema público de enseñanza se había convertido en el banco de talento para el negocio de las drogas en Puerto Rico. Lo decía al ver vidas de jóvenes talentosos malogradas ante la falta de atención que el sistema educativo concedió a los problemas que a tan temprana edad estos niños y niñas tenían que enfrentar. Por eso, tarde o temprano, muchos caen víctima de esa “gran oferta de empleo” en ese “negocio” que les promete grandes recompensas económicas, sin tener que estudiar.

En una columna previa, resalté el hecho de que el negocio de las drogas rompe todos los esquemas razonables de rendimiento financiero para todos los involucrados en el mismo. Comencé el análisis aludiendo a la dimensión de la oferta de dicho producto en Puerto Rico. Sin embargo, no puedo terminar de hablar de la oferta sin resaltar el área del manejo de recursos humanos.

La venta y distribución de drogas en y para el mercado de Puerto Rico se lleva a cabo a través de puntos que no son otra cosa que tiendas, quioscos o sucursales para la venta de productos. Resalto para el mercado local, ya que sabemos que el grueso de la droga que pasa por estos lares, es para exportación, negocio que se maneja diferente. La venta local requiere empleados para el almacenaje, manejo, venta, seguridad y otros aspectos relacionados de este negocio.

No tengo información precisa a la mano, pero si partimos de que en muchos de los 78 municipios hay más de un punto de drogas, no sería exagerado pensar que aquí existen por lo menos 400 o 500 puntos o lugares de venta de sustancias controladas al detal. Piensen en la mano de obra que estos requieren y cuántos negocios aquí tienen una cantidad de empleados con una nómina tan millonaria como la que implica esta red. Definitivamente, muy pocos. Eso da una idea del tamaño del monstruo, de su fortaleza y de porqué las soluciones intentadas en el pasado han sido inútiles.

La falta de atención a la calidad de nuestro sistema educativo y a los problemas sociales que enfrenta nuestra juventud son el caldo de cultivo para la deserción escolar y la razón de que tantos jóvenes talentosos se rindan ante “esa gran oportunidad”.

Es fácil criticar a nuestros jóvenes que están en ese negocio ilegal, pero imagine el producto de un hogar roto o disfuncional, con uno o ambos progenitores presos de algún vicio, estudiando en una escuela donde usted no es el importante, atacado continuamente por el consumerismo rampante y convencido por otros que han venido antes que allá fuera no hay oportunidades para “gente como usted”. Cómo reaccionaría si ante un cuadro tal de desesperanza se le presenta la oportunidad de “tener” todo eso que usted ni su familia podrían obtener aun por el camino correcto.

Nuestros jóvenes y sus familias merecen mejor atención que la que le hemos dado hasta ahora y tienen el derecho a un mejor futuro que el que le promete el negocio delas drogas.

Si atendemos las raíces del problema, que se encuentran en la desigualdad y la pobreza, problemas que a su vez alimentan la falta de esperanza y oportunidades, haremos cada día más difícil el trabajo de reclutamiento al ilegal y peligroso negocio de las drogas. Ahora bien, esto podría ser insuficiente por lo que es necesario, de una vez y por todas, considerar la despenalización de las drogas y la regulación del mercado.

Hay que dejar a un lado la propaganda y las propuestas trilladas sobre un problema tan complejo que está dejando sin futuro y sin vida a tantos jóvenes. En una próxima columna seguiré desmenuzando este monstruo para fomentar una discusión sensata de este problema y sus soluciones.

Otras columnas de Juan Zaragoza

viernes, 8 de marzo de 2019

La fusión de OGP y Hacienda

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza, expone reparos a la propuesta de consolidar las funciones del Secretario de Hacienda y la del director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto

martes, 12 de febrero de 2019

El bizcocho de Cofina

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza considera que el acuerdo de Cofina fue más bondadoso con los bonistas que con Puerto Rico

viernes, 8 de febrero de 2019

Domar el monstruo de las drogas

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza, comenta razones que inducen a los jóvenes a entrar en el negocio de las drogas en Puerto Rico

lunes, 28 de enero de 2019

Turbulencia en Hacienda

El exsecretario Juan Zaragoza expresa que la carta de renuncia de Teresita Fuentes siembra mil dudas sobre el manejo de las finanzas por parte de esta administración

💬Ver 0 comentarios