Angel L. Ortiz García

Punto de vista

Por Angel L. Ortiz García
💬 0

Dudoso el residenciamiento de Trump

Al presente hemos visto cómo algunas revistas y periódicos en los Estados Unidos y el resto del mundo opinan que a Trump, el más controversial de los presidentes de los Estados Unidos, se le está cerrando el círculo, refiriéndose a la posibilidad de ser residenciado (“impeachment”). Aunque controversial e impredecible, no vemos posibilidad de que al presidente se le someta al proceso, ya que el mismo es muy complejo y antipático.  

Para residenciar a un primer ejecutivo de la nación tienen que existir actos de traición, corrupción o inmoralidad. Trump no ha cometido ninguno de ellos. Cuando se residencia a un ejecutivo la Cámara de Representantes actúa como fiscal y el Senado como jurado. Hoy en día el Senado está dominado por los republicanos,  quienes no condenarán a uno de los suyos. En la historia de la nación solo han ocurrido dos intentos de residenciar a los ejecutivos y ambos han sido fallidos.

El primero y más sustancial de ellos fue el de Andrew Johnson, el presidente que sustituyó a Lincoln cuando lo asesinaron el 16 de abril de1865. Este se vio precisado a lidiar con toda la legislación que se estableció en las condiciones para los exconfederados y sureños derrotados en la Guerra Civil. Ambas cámaras eran dominadas por los republicanos radicales, que fueron los que impulsaron la guerra. Legislaciones como la enmienda XIII, que liberaba a los esclavos; la XIV que les concedía el voto; y la XV que les otorgaba la ciudadanía, se convirtieron en leyes. Estas, junto a otras legislaciones producidas durante el periodo de Reconstrucción (1865 a 1877) fueron vetadas y opuestas por Johnson. Todas fueron aprobadas sobre sus vetos.

Por lo tanto, del 30 de marzo al 16 de mayo en 1866 el Congreso decide residenciar a Johnson. Salió inocente por un solo voto; el Congreso votó 35 culpable vs 19 inocente, y se necesitaban 2/3 partes de los votos para su convicción. Edmund G. Ross, senador de Kansas, emitió el voto decisivo en contra de condenar al presidente por “delitos graves y faltas”, lo que le permitió a Johnson permanecer en el cargo por el margen de un voto. Ross desapareció de la política e historia.    

Trump ha evidenciado que no es tonto al lidiar con el asunto de la intervención rusa en las elecciones de los Estados Unidos. Y las acusaciones de damas como Stephanie Clifford, conocida como Stormy Daniels en el ambiente porno, y la modelo de Playboy Karen McDougal no son suficientemente fuertes como para descarrilar al presidente. De ser ciertos, esos hechos ocurrieron previo a la entrada de Trump a la política. Las palabras emitidas por Michael Cohen, exabogado de Trump, el 28 de febrero del 2019 ante un comité congresional, en las que tildó al presidente de racista, estafador y mentiroso, son meramente su opinión personal y en nada contribuyen a sostener un caso. Tampoco lo son las supuestas llamadas a ejecutivos de Ucrania, China o Australia para sugerirles que investigaran a Joe Biden, posible candidato a la presidencia por los demócratas. Nancy Pelosi parece que está respondiendo a la presión de los enemigos del presidente. El incidente entre Bill Clinton y Mónica Lewinski fue más grave pero tampoco pudo provocar un desenlace negativo. Nixon evitó el proceso con su renuncia.   

En resumen, Trump ha evidenciado que toma decisiones controversiales pero simpáticas para un sector de los estadounidenses del ala conservadora. Este es el caso de la protección de las fronteras con un muro y el control de empresas foráneas. A menos que el presidente cometa errores fatales, o surjan pruebas de que recibió ayuda de los rusos, dudamos que se pueda residenciar. Un análisis de este personaje utilizando la técnica que una vez se llamó sicohistoria evidenciará que es un demagogo dominado por una megalomanía. Residenciar a un presidente es un evento antipático para una nación que venera a los Padres Fundadores del País (“Great Fathers”) y creadores de la Constitución. 

Otras columnas de Angel L. Ortiz García

💬Ver 0 comentarios