Antonio Quiñones Calderón

Tribuna Invitada

Por Antonio Quiñones Calderón
💬 0

Eco del anónimo de 1967

El tsunami político provocado por el artículo anónimo en The New York Times de un “oficial senior en la administración Trump”, detallando la resistencia interna en la Casa Blanca a los impulsos, daños a la salud de la república, equívocos y “barrabasadas”, del presidente–, al que le roban documentos de su escritorio para evitar que los firme o dé a la publicidad en previsión de mayores daños al pueblo estadounidense, sugiere el eco de otro muy parecido –con diferentes alcances, desde luego–, ocurrido durante la administración del gobernador Roberto Sánchez Vilella, hace justamente 51 años el día 28 de este mes. Nunca se identificó la fuente anónima de entonces. Pienso que igual acontecerá con el de la Casa Blanca. Vamos a ver esto con la brevedad que este espacio obliga.

El 23 de julio de 1967 se había celebrado el plebiscito de estatus empujado por Luis Muñoz Marín ante el evidente avance del movimiento estadista, que él esperaba detener con la ratificación del Estado Libre Asociado por los electores. Aunque el Estado Libre Asociado triunfó con el 60% de los votos, sufrió una baja de 21.5 puntos porcentuales en comparación con la votación de 1952 para la aceptación o rechazo de la constitución del ELA. 

El Partido Popular Democrático, que defendió esa fórmula, perdió, por primera vez, varios precintos y municipios. Comenzaba la erosión del popularismo y su avasallador poder político, producto del estancamiento de su oferta de “justicia social” y las limitaciones de su ELA. Como había planteado Sánchez al propio Muñoz en varias ocasiones antes del plebiscito, el ELA, como estaba, ya no le servía bien a la realidad puertorriqueña. Eso, por un lado; por el otro, la nostalgia que algunos círculos del PPD sentían por la ausencia de Muñoz –el hombre que les sacaba las castañas del fuego– en La Fortaleza. A lo que se agregaba la continua afirmación de Muñoz, según decía a sus contertulios en su bohío a la entrada de Trujillo Alto, de seguir siendo, mientras viviera, “el factor decisivo” en Puerto Rico.

En medio de aquellas conjuras y con un “gobierno de segundo nivel” que la vieja guardia popular montó en las agencias para obstruir la obra de su gobernador, apareció el 28 de septiembre la influyente columna Trasfondo del subdirector de El Mundo, Miguel A. Santín, en la que revelaba que, “según informes recibidos por Trasfondo de una fuente “cercana a La Fortaleza”, Sánchez –amargado porque, decía, Muñoz le había dado “un golpe de Estado” y lo tenía “como un prisionero en La Fortaleza”–, se disponía a usar evidencia “que tiene en su poder” para “destruir totalmente la figura de Muñoz Marín”. 

Se alarmó el liderato popular adepto a Muñoz. Incluso, la comisión presidencial del PPD exigió al gobernador que aceptara o desmintiera públicamente lo escrito por Santín. Sánchez insistía en no humillarse respondiendo a la comisión, como me lo dijo entonces (yo era corresponsal de El Mundo en La Fortaleza). Finalmente, previendo que no contestar le acarrearía más problemas con la vieja guardia popular, que podría afectar la marcha de su gobierno, accedió a negar lo escrito por Santín, pero a la vez demandó de la comisión presidencial exigirle al columnista que presentara la evidencia de sus alegaciones.

La columna ahondó la separación entre las anteriores dos almas gemelas del PPD, mientras desde la comisión presidencial se contrataron varias personas para que dieran con la fuente de Santín, sin éxito. Hubo quienes señalaron al senador Luis Negrón López como la fuente de Santín, quien insistió que esta provenía de La Fortaleza. Medio siglo después, nunca se ha identificado certeramente la fuente de la columna. ¿Ocurrirá lo mismo con la del “oficial senior en la administración Trump”?

Otras columnas de Antonio Quiñones Calderón

jueves, 15 de noviembre de 2018

Injusta percepción del momento

El periodista Antonio Quiñones Calderín declara que la Junta de Control Fiscal ha entorpecido el esfuerzo de recuperación tras el vendaval del huracán

lunes, 24 de septiembre de 2018

La vulgarización de Donald Trump

El periodista Antonio Quiñones Calderón declara que Trump es ave pasajera; lo permanente es la voluntad del pueblo en el reclamo de sus derechos

💬Ver 0 comentarios