Jon Borschow

Tribuna Invitada

Por Jon Borschow
💬 0

“Economía del visitante” para crecer

El gobierno acaba de someter sus proyecciones para el fisco a la nueva Junta de Supervisión, mostrando déficits billonarios por la próxima década. El reto parece enorme, hasta insuperable. Demuestra sin lugar a dudas que, sin ayuda externa, no nos vamos a recuperar. Pero, ¿cómo vamos a conseguir que el gobierno federal nos ayude?

Resulta que cada gremio y cada sector tiene su propia idea. Tan es así que más de 585 propuestas han llegado a manos del comité bipartidista del Congreso que se propone lidiar con el problema de Puerto Rico. Decenas de cabilderos se han contratado y centenares de visitas se han realizado a las oficinas de los senadores y representantes de este comité. Puerto Rico se ha movilizado hacia Washington como nunca antes. Entonces, ¿qué es lo que nos falta?

Lo primero, unidad de propósito. Cada esfuerzo individual se formula para atender los intereses individuales. Incluso, cuando se forman coaliciones y alianzas -un acontecimiento loable-, muchas veces los miembros de estas coaliciones van paralelamente con sus propias propuestas y cabilderos. Todo siempre con la esperanza de lograr que, aquello que atienda sus intereses particulares, tenga la mayor prioridad.

Lo segundo es que mucho de lo que estamos pidiendo es ayuda económica. Sin embargo, no estamos logrando demostrar cómo esta infusión de dinero va a traducirse en una economía sostenible. En otras palabras, tenemos que explicar cómo, al dejar de recibir este dinero en el futuro, vamos a evitar caer en la misma situación.

Ahora, pongámonos en el lugar de los miembros del Congreso. Todos quisieran que Puerto Rico dejara de ser un problema, pero muy pocos están convencidos de que lo que pedimos va a remediarlo. ¿Cómo los convencemos? Demostrando que, frente a la crisis, como un pueblo hemos logrado la madurez para juntarnos, para transcender intereses sectoriales, gremiales, regionales, políticos e ideológicos, para desarrollar una visión compartida, dirigirnos en un solo rumbo, con una sola voz.

¿Cuán lejos estamos de eso? La respuesta es que hemos dado algunos pasos importantes. Hay muchos esfuerzos que se han emprendido en años recientes. Hemos eliminado el vacío del desconocimiento sobre varios temas importantes. Hoy sabemos que la importación tiene un costo económico y que es una virtud sustituirla con producción y consumo local; que el crecimiento económico solo se logra con la exportación; que la exportación puede incluir no tan solo la manufactura y la distribución de bienes físicos, sino la producción y distribución de bienes intangibles –innovación, servicios, tecnología, software y contenido digital.

Hemos aprendido que Puerto Rico tiene activos importantes que lo hacen un maravilloso destino para el mundo. Traer más visitantes es una forma de exportar -la gente viene con su dinero y lo gasta en la Isla- y que esta “Economía del Visitante” se traduce directamente a crecimiento económico. Hemos estudiado cómo tantos lugares en el mundo se están moviendo hacia aprovechar esta enorme oportunidad. Hemos demostrado cómo este crecimiento ayuda a todos los sectores y las regiones a prosperar. Hemos identificado las áreas en que nos tenemos que enfocar en Puerto Rico para acelerar este crecimiento. Podemos empezar a construir ese futuro desde hoy mismo. Es tan sencillo como 2+2 es igual a traer 2 millones de visitantes adicionales a la isla y lograr que se hospeden por un promedio de 2 días adicionales. Esto lo podemos lograr en 5 años, generando $7 mil millones y 70,000 empleos, si nos unimos con este propósito como proyecto de todos.

Cuando nos juntemos como sociedad para acordar y, coordinadamente, impulsar las estrategias consensuadas, con compromiso de acción de todos, entonces comenzaremos nuestra rehabilitación económica. Entonces el Congreso y el Ejecutivo Federal empezarán a ver nuestras propuestas, no como un gasto insostenible que promueve más dependencia, sino como oportunidades de inversión en un futuro prometedor que será de beneficio no solo para Puerto Rico, sino para todos los Estados Unidos. Nos convertiremos en un activo para traer prosperidad y estabilidad a la región, transformando a Puerto Rico en un ejemplo de éxito para el mundo.

Otras columnas de Jon Borschow

viernes, 16 de noviembre de 2018

El gran potencial puertorriqueño

Jon Borschow narra vivencias que ilustran el encanto único de los puertorriqueños en su trato, en sus creaciones, así como en los variados eventos y atractivos que ofrece el país a visitantes de distintas naciones, quienes de formas diversas quedan positivamente cautivados

viernes, 19 de octubre de 2018

Visión turística consensuada para Puerto Rico

El presidente de la Junta de Directores de Foundation for Puerto Rico, Jon Borschow, argumenta sobre avances en el desarrollo de iniciativas para promover al país como un destino para el mundo

viernes, 21 de septiembre de 2018

El mundo ya nos conoce

Jon Borschow argumenta que tras el golpe del ciclón María más personas conocen sobre Puerto Rico y la coyuntura puede servir para atraer visitantes y procurar que conozcan mejor la isla

💬Ver 0 comentarios