Gustavo Vélez

Tribuna Invitada

Por Gustavo Vélez
💬 0

Economía en gobierno compartido

La principal democracia del mundo enfrenta nuevamente el desafío de operar bajo un gobierno compartido. El escenario será similar al que enfrentó el expresidente Barack Obama, en 2010, cuando perdió control de ambas cámaras legislativas ante los republicanos. En una situación menos divisiva y tensa, como la que vive hoy Estados Unidos, los retos de gobernabilidad fueron enormes, particularmente en temas de salud y fiscales. Las luchas en torno al límite de la deuda y la ausencia de un presupuesto formal marcaron la lucha entre la Casa Blanca de Obama y el Congreso republicano.

En la era de Donald Trump, la economía se mantiene como tema de gran interés nacional y global. Aunque los indicadores económicos evidencian que la economía estadounidense se encuentra en su mejor momento, persisten dudas en torno la sostenibilidad de la estrategia económica del presidente. Una política comercial global proteccionista, una peligrosa guerra comercial con China, los recortes impositivos, el aumento en el déficit fiscal y el retiro del liderazgo global en temas comerciales siguen generando preocupaciones.

Después de las elecciones de medio término, el nuevo balance político en el cual los demócratas controlan la Cámara baja podría alterar algunas de las doctrinas económicas implementadas hasta el momento por la Casa Blanca, particularmente en el tema fiscal. Por ejemplo, con el déficit comercial aumentando mucho más rápido de las proyecciones originales al momento de pasar la reforma contributiva pudiera surgir un choque entre el liderato demócrata y Trump.

Esto incidiría en la confección y aprobación del presupuesto federal, en un escenario volátil para la propia economía global. Los demócratas pudieran condicionar aprobaciones presupuestarias a cambio de modificar áreas particulares del gasto, e incluso los recortes contributivos del 2017. Otras áreas de potencial conflicto pudieran ser el financiamiento del Medicaid, el Seguro Social, y el financiamiento del controversial muro en la frontera.

El proteccionismo y la revisión de tratados comerciales internacionales, surge como otra área de potencial confrontación entre la Casa Blanca y la Cámara Baja.

En el ámbito local, la nueva configuración política federal pudiera tener consecuencias. La inserción del liderato político puertorriqueño en algunas elecciones de estados claves puede tener efectos colaterales dentro del nuevo balance de poder en la capital federal. A corto plazo, el asunto de mayor relevancia podría ser la relación entre el Congreso y la Junta de Supervisión Fiscal. Los demócratas han mostrado visiones muy particulares con respecto a la implementación del mandato de Promesa y las ejecuciones del organismo de supervisión creado por ese estatuto.

En julio de 2019, se vence el término de los actuales miembros, y la nueva configuración política federal pudiera incidir en cómo se sustituya a los actuales componentes de la JSF. Los demócratas pudieran buscar revalidar los miembros nominados en 2016, pero los republicanos tienen la opción de escoger otros miembros con una visión más en sintonía con la de Trump. No perdamos de perspectiva que, en los círculos federales, hay cierto grado de frustración con la manera en que se ha implementado Promesa y recién Trump llamó “mediocres y corruptos” a los políticos locales.

Habrá que ver si los demócratas cumplirán su palabra con el gobierno de la isla en otros temas como aumentar la ayuda para la reconstrucción, nuevos incentivos contributivos, el financiamiento del sistema de salud público y el eterno tema del status político.

Ojalá haya más apertura y receptividad a los temas locales, pero mi percepción es que la isla seguirá siendo un tema marginal dentro de la agenda legislativa de Washington D.C. Además, mientras no existan consensos en la clase política local y un sentido de unidad para ir a la capital federal, el Congreso no nos tomará en serio.

Otras columnas de Gustavo Vélez

martes, 13 de noviembre de 2018

La revolución de Julia Keleher

Gustavo Vélez aconseja, como ciudadano, que lejos de criticar en el vacío, buscar la manera de aportar a los cambios y al mejoramiento de las escuelas públicas

martes, 6 de noviembre de 2018

Tertulia en el cielo con Héctor

El economista Gustavo Vélez narra vivencias compartidas con Héctor Ferrer ante el momento de su repentina muerte

sábado, 27 de octubre de 2018

Puerto Rico: se une o se hunde

Es penoso que luego de doce años de depresión aún no exista la voluntad de transformar al país.

martes, 23 de octubre de 2018

“Bad Bunny”, el Plan Fiscal y la próxima crisis

El economista Gustavo Vélez analiza las repercusiones del nuevo Plan Fiscal anunciado hoy por la JSF y condena que los líderes del país se mantengan apegados a un modelo político y de gobierno que ha quebrado al país e impide la recuperación económica

💬Ver 0 comentarios