Mabel Irizarry

Punto de vista

Por Mabel Irizarry
💬 0

Educación y salud: hablando de aquí y de allá

Trabajé como maestra para el Departamento de Educación en Puerto Rico por quince años y actualmente cumplo cuatro años como educadora en Florida. Esto me permite opinar sobre ambos sistemas de educación desde adentro, basándome en mi experiencia. 

Actualmente en Florida las clases han sido canceladas por dos semanas y la realidad es que lo que ocurra futuramente está por verse. 

Ahora hablemos de la diferencia entre ambos sistemas educativos ante las emergencias. En Puerto Rico ocurre una emergencia como las que ya hemos visto y básicamente el Departamento de Educación colapsa, no hay recursos, ni planes a futuro para enfrentar este tipo de situaciones.

 Se sabe que no podemos comparar el estado con nuestra isla, pero la gran diferencia es que aquí inmediatamente se pone en vigor un plan para trabajar en línea con nuestros estudiantes. Siempre van a haber tropiezos pero a menor escala, que se pueden resolver a corto plazo. No se van a perder dos o tres meses o un semestre escolar. Nuestros estudiantes y el sistema en el distrito para el cual sirvo están preparados para iniciar labores en línea básicamente sin ver interrumpido el semestre. 

Puerto Rico ha pasado por situaciones muy fuertes durante los últimos años y ahora una vez más tendrá que enfrentarse a otra situación que va a afectar la educación de nuestros niños. El Departamento de Educación necesita reevaluarse y comenzar a planificar, reorganizar y crear planes para desarrollarlos en casos de emergencias futuras y no permitir que se siga viendo afectado el futuro de nuestra isla. Han de saber que como van trabajando no está funcionando y que la hora de cambiar ha llegado.  

Por otro lado, miremos el sistema de salud. Por experiencia propia puedo decir que en Florida es rápido para reaccionar a emergencias y el servicio es muy bueno. Pero nadie habla sobre lo costoso de visitar un hospital aquí si no cuentas con seguro médico o tienes uno privado. Estoy hablando de miles de dólares por par de días. 

En Puerto Rico no se cuenta con todos los recursos y con planes anticipados, pero la mayoría de las personas tiene plan de salud, el cual pueden utilizar y no tienen que pagar exageradas sumas de dinero por una visita o estadía en un hospital. 

Para que tengan una idea, con un seguro privado una estadía en el hospital por tres días seguramente sobrepasa los $60,000, lo cual puede significar un deducible altísimo para el paciente y ni se hable de las demás facturas individuales que el paciente recibe por estudios y los diferentes especialistas que pasen a saludar.  

Hace unas semanas un joven puertorriqueño radicado aquí en Florida perdió la vida por no querer atender unos dolores de cabeza debido a que no tenía plan médico. Su condición empeoró y ya luego fue demasiado tarde. 

Aquí en Estados Unidosson muchas las personas que no tienen seguro de salud y optan por no atenderse. Oremos porque esto no sea la norma ante la difícil situación de emergencia que apenas comienza con el coronavirus. Nuestros líderes deben comenzar a pensar que los dos motores más importantes para mover un pueblo son la educación y la salud, y que tanto aquí como allá hay muchas cosas que cambiar.

Otras columnas de Mabel Irizarry

💬Ver 0 comentarios