Adrianne G. Tossas Cavalliery
💬 0

Efecto zumbador

El término “efecto zumbador” explica cómo un avance tecnológico provoca el desarrollo de otra mejor invención. El concepto se basa en la naturaleza, donde la evolución de las partes florales ha causado que diferentes animales, entre ellos los zumbadores, contra-evolucionaran con medios ingeniosos para obtener esos nuevos recursos de néctar y polen. En el caso de estas aves, la selección natural las ha llevado a adaptaciones extremas, como picos alargados y curveados, entre otras características.

Muestran una asombrosa habilidad de vuelo para alcanzar su fuente primaria de alimentación. Son capaces de mantenerse suspendidos en el aire mientras liban las flores, y volar hacia atrás o hacia arriba, algo imposible para otros grupos de aves. En sus rutas de búsqueda de néctar zumban a velocidades que sobrepasan las 30 millas por hora. Y como digieren el azúcar rápidamente, deben encontrar flores cada 20 a 30 minutos. Al final del día habrán consumido la mitad de su peso en alimento, lo que para un humano promedio equivaldría a 50 libras o más de comida.

Tristemente, la pérdida de hábitat y recursos alimentarios ha causado una disminución de sus poblaciones, lo que se ha exacerbado por el paso del huracán María para las cinco especies de zumbadores puertorriqueños. Pero tal como en el “efecto zumbador” mencionado, el huracán ha detonado un proceso de reinvención social, que se extiende hasta alcanzar las aves. Vale resaltar la iniciativa de la organización regional Birds Caribbean, que ha distribuido más de 2,000 comederos de zumbadores en las islas afectadas por los huracanes de 2017, incluyendo 800 en Puerto Rico. Con este proyecto se pretende proveer ayuda a este vulnerable grupo de aves, mientras se van regenerando las fuentes de alimento natural.

Sin embargo, todos los ciudadanos podríamos ayudar a los zumbadores, si sembramos en los jardines plantas con flores que tengan néctar, como Cruz de Malta o Lluvia de Coral. Queremos que estas diminutas gemas aladas sigan embelleciendo nuestro entorno.

Otras columnas de Adrianne G. Tossas Cavalliery

miércoles, 9 de mayo de 2018

Cada día es de la Tierra

La ecóloga Adrianne Tossas alude a la pérdida de biodiversidad en la Tierra y a la necesidad de mantener prácticas de protección y conservación constantes porque todos los días deben ser Día del Planeta

viernes, 13 de abril de 2018

Aves Vulnerables

La ecóloga Adrianne Tossas ilustra sobre la alta vulnerabilidad de las aves marinas en Puerto Rico tras eventos climáticos extremos como el ciclón María y las fuertes marejadas de marzo.

💬Ver 0 comentarios