Alexis Morales Cales

Tribuna Invitada

Por Alexis Morales Cales
💬 0

Ejemplar empresario boricua con cara de americano

Quienes lo ven llegar a una reunión en San Juan y no lo conocen, piensa que es un representante de la Casa Blanca y que van a necesitar un traductor. Se sorprenden al oírlo hablar el español mejor que los españoles. Se trata de William (Billy) Mattei, cuya familia llegó de Córcega y se convirtió en una de las que llevaron a Adjuntas al primer lugar en la exportación de cidra. De ascendencia corza y griega, Billy nació el 17 de julio de 1948 en Chicago, Illinois. Sus padres fueron Joaquín Mattei y Sophy Papadius. A los tres años llega a Adjuntas, a vivir en la hacienda que la familia Mattei le compró a los Salicetti.

Billy Mattei inició sus estudios escolares en la escuela de Garzas Centro. En segundo grado pasa al recién Colegio San Joaquín, siendo uno de los primeros alumnos y graduado de la primera clase de esa academia.  Alternaba las tareas escolares con la agricultura, ayudando a su familia en la cosecha y mercadeo de café y cidra en la Hacienda Mattei. Esa industria fue su principal diversión en la niñez, llegando a ser amigo de los obreros y sus hijos. El padre fundó un moderno beneficiado de café, empresa dedicada a la compra de café a otros agricultores, negocio en el que los Mattei fueron también pioneros.  El beneficiado es una empresa intermediaria entre agricultores y torrefacciones, procesando el café que será llevado a las torrefacciones de marcas de café.

Al graduarse de octavo grado aceptó a sugerencia de ir a estudiar a una academia militar de la Marina, en el estado de la Florida, donde se graduó de escuela superior.  De ahí pasó a la Universidad de San Petersburg y a la Universidad de South Florida, donde completó un bachillerato en Administración Comercial. Ante el éxito que tuvo trabajando y estudiando en Florida, otro se hubiera olvidado del campo y la agricultura. Pero sus raíces estaban muy arraigadas y volvió a la tierra del Gigante Dormido. Compró una finca encuentra una de 40 cuerdas.  Se introdujo en la industria del café, que fue parte de su formación y conocía muy bien.

Aceptó el reto de ser nombrado administrador de la Cooperativa de Cosecheros de Cidra, al tiempo que seguía en la industria del café. De la cidra podía hablar Billy, pues su abuelo fue de los pioneros en ese cultivo. La sede de la cooperativa casualmente era la antigua casa de la Hacienda Mattei, que Billy tuvo como parte de sus vivencias de la niñez. Fue exitosa su preparación en la producción, mercadeo y exportación pues ese era el negocio de la Cooperativa de Cosecheros de Cidra. Billy tomó además el mando del beneficiado fundado por su padre, que sirve a muchos agricultores de la zona.

El empresario adjunteño con cara de americano no se ha limitado a ser negociante exitoso. Ha puesto sus conocimientos a disposición del gobierno y organizaciones agrícolas. Sus conocimientos y experiencia le han ganado el respeto sus opiniones por parte de gobernadores, legisladores, funcionarios del gobierno, la prensa de todo el país y sobre todo los agricultores.  En ninguna de esas posiciones recibe paga, pues su interés es luchar para fortalecer el agro y la comunidad.

La larga trayectoria de Billy Mattei no tiene fecha de retiro. Cosecha café, chinas y plátanos, produce y exporta cidra. Todo esto buscando justicia social y buen trato del gobierno para los agricultores y comunidades agrícolas. Así resumimos la abundante historia de Billy Mattei, el adjunteño con cara de americano.

💬Ver 0 comentarios