Emilio Pantojas García

Tribuna Invitada

Por Emilio Pantojas García
💬 0

El 1 de mayo trabajo y protesto

El sociólogo colombiano Orlando Fals Borda fue el principal proponente y practicante del método que llamó investigación y acción participativa (IAP). Fals Borda, quien fundó la primera Facultad de Sociología en la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, sostenía que para entender la sociedad había que involucrarse en las vidas y luchas cotidianas de la gente y las instituciones que se estudiaban. Ese envolvimiento implicaba, además, el deber ético de participar en la transformación de la sociedad en función de valores como la igualdad de los seres humanos, la justicia social y la paz; que es el fruto de la justicia.

Para el próximo semestre ofreceré un curso en el Programa Graduado de Sociología del Recinto de Río Piedras bajo el tema: Crisis y Sociedad en el Puerto Rico Contemporáneo. Examinaré con los estudiantes las causas y consecuencias de la crisis socioeconómica de Puerto Rico. Como recordarán algunos lectores, hace cuatro años publiqué el libro Crónicas del Colapso, en el cual se anticipó la profundidad de la crisis que hoy vivimos. En el curso quiero examinar el “otro lado” de la crisis, su desenlace en la quiebra fiscal, la emigración masiva, la reforma educativa, la reforma universitaria y otros temas y asuntos relacionados.

Pero como puertorriqueño y ser ético, suscribo el método Fals Borda. Participaré en la protesta. Protestaré porque la quiebra fiscal de Puerto Rico la causaron intermediarios financieros con pocos escrúpulos y una clase política corrupta. Que no quepa duda y nadie olvide que la plutocracia y la kikistocracia criollas fueron los causantes de la crisis. Que no se olvide, además, que es injusto que se pretenda imponer el mayor costo de la solución a la crisis a los retirados, trabajadores, estudiantes, jefas de familias y las clases medias.

No se trata tampoco de protestar por protestar, ni de defender intereses particulares. Protestar fragmentariamente, como hemos hecho, no dará resultados. Hay que pasar de la protesta a la propuesta. Es momento de proponer opciones realistas. Insistir en la consigna 11 recintos una UPR u oponerse a la reducción de agencias de gobierno, es tan irrazonable como recortar pensiones y reducir los servicios a los médico-indigentes. No es constructivo proponer cambios para que nada cambie, hay que formular propuestas de cambio utilizando la justicia como punto de equilibrio.

Los gobernantes tienen que ser transparentes, no decirlo y hacer todo lo contrario. Sabemos que hay que cambiar, pero no confiamos ni en la clase política ni en la clase empresarial criolla, que apoya una reforma laboral que lanzará a la miseria a los trabajadores y trabajadoras. La crisis no se limita a la economía y la sociedad, es también una profunda crisis de legitimidad política.

Si van a cerrar escuelas, es necesario que se publiquen los criterios con claridad y no crear listas llenas de contradicciones. En vez de hablar de privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica, es tiempo de hablar de reforma energética. No se trata de sustituir el cartel del petróleo por el cartel del gas, como pretenden los políticos de la oposición que fungen como cabilderos de un nuevo cartel. La energía solar debe ser la fuente principal de un nuevo Puerto Rico.

Una política de austeridad cuyo resultado principal es empobrecer a los “más vulnerables” no será beneficiosa para nadie. La austeridad severa sólo alimentará la contracción económica. La venta de carros de lujo, la “gentrificación” de ciudades y el turismo dirigido a una minoría adinerada no serán un motor suficiente para el desarrollo. La convocatoria a la protesta del primero de mayo tiene que ser un llamado al diálogo y a la justicia. El pago de la deuda no puede sostenerse sobre la miseria de los puertorriqueños.

Otras columnas de Emilio Pantojas García

sábado, 30 de junio de 2018

Asolados y desolados

El profesor Emilio Pantojas expone que los más vulnerables son realmente ciudadanos desamparados, abandonados a su suerte por el gobierno y los “contratistas” del gobierno.

💬Ver 0 comentarios