Luis Toro Goyco

Tribuna Invitada

Por Luis Toro Goyco
💬 0

El aguaje del plebiscito

Durante las semanas que siguieron a la aprobación de la ley de plebiscito, Héctor Ferrer andaba desolado ante un PPD que se desmoronaba aceleradamente. Los populares caminaban sin rumbo fijo, ni meta clara. Cirilo, Natal, Yulín y el alcalde de Hormigueros votarían por la libre asociación y se unìan al Junte Soberanista. Hernández Mayoral depositaría la papeleta en blanco, otros escribirían no, ex legisladores y alcaldes proponían el retraimiento, irse  pa` la  playa, etc.                                  

Parecía que los días del PPD estaban contados cuando la oficina  del Secretario de Justicia de Estados Unidos indicó que la papeleta de votación no cumplía con la constitución, las leyes y la política pública de los Estados Unidos, entre otras razones, porque no incluía al “estatus territorial actual”. La primera reacción del Gobernador fue que el plebiscito se celebraría sin incluir al ELA. Pero al consultar a los presidentes de Cámara y Senado y a la Comisionada Residente  decidieron incluir el “estatus territorial actual.” 

Los soberanistas (independentistas y libre asociacionistas) expresaron que de incluirse el ela recurrirían al boicot activo.  Los estadolibristas propusieron que el ela    apareciera en la papeleta. Advirtieron que si no se incluía se abstendrían. El PNP no hizo caso, incluyó el “estatus territorial actual” a sabiendas del boicot y la abstención anunciados por soberanistas y populares.

El PNP se había dado cuenta del error cometido cuando diseñó el plebiscito al juntar a soberanistas y dividir al PPD. Pero la carta le dio la oportunidad para, de un solo golpe, separar a los soberanistas, reunificar al PPD y liquidar el plebiscito, incluyendo en la papeleta el “estatus territorial”.  Así no habrá plebiscito o de haberlo correrán solos y vaciarán las listas. 

El PPD no representa reto al PNP. Este solo no puede ganarle  elecciones y al liderato del PPD no le interesa cambiar el estatus. Sin embargo, un movimiento soberanista amplio representa un gravísimo riesgo a sus aspiraciones  porque este no se guía por el deseo de usufructuar el presupuesto colonial, tiene como norte la descolonización de Puerto Rico, la erradicación de la corrupción, la redistribución de la riqueza, la conservación del ambiente y los recursos naturales, la educación, la salud y la seguridad no como negocios si no como derechos de los menos privilegiados.                     

Aunque ha querido, Ricky no ha podido ocultar que el propósito principal del liderato del PNP no es la estadidad sino ganar elecciones y disfrutar del presupuesto colonial. Pero, para poder conseguir los votos y ganar elecciones necesita llenarle la cabeza a sus electores de sueños e ilusiones con mentiras y fantasías sobre la estadidad. Por eso el aguaje del plebiscito, pero a la hora de la verdad al liderato del PNP no le interesa ese plebiscito porque es tan colonialista como el PPD. Ni uno ni el otro quiere resolver el estatus porque ambos viven del presupuesto colonial. Por eso, en este plebiscito el PNP traicionó a su gente incluyendo en la papeleta el mismo ela colonial que soberanistas y estadistas derrotamos en 2012.

💬Ver 0 comentarios