Jesús Manuel Ortiz

Tribuna Invitada

Por Jesús Manuel Ortiz
💬 0

El alza en el CRIM aumentará la miseria

A partir de junio de 2017, el Gobierno central reducirá el subsidio a los municipios en $350 millones. En cambio, propone que estos aumenten el impuesto a la propiedad inmueble para sustituir los ingresos provenientes de dicho subsidio. El plan fiscal del gobernador Ricardo Rosselló propone aumentar la tasa efectiva del impuesto de .38% a 0.65% para recaudar $426 millones.

Esto supone un aumento promedio de 70% sobre las 659,000 casas y propiedades que actualmente pagan, según el informe anual más reciente del CRIM. Si hoy usted paga $400 por concepto de contribución sobre la propiedad, su próximo cheque al CRIM posiblemente será de $680. De otra forma, si hoy paga $1,200, su próximo cheque al CRIM será de $2,040. Es un aumento material y significante.

De 659,000 propiedades comerciales y residenciales, según el American Community Survey, alrededor de 494,000 o el 75%, corresponde a las viviendas principales de residentes que actualmente deben pagar contribuciones sobre la propiedad. Es un impuesto sumamente regresivo dado que los $426 millones recaen principalmente sobre minúsculo grupo de hogares puertorriqueños, especialmente sobre aquellos que viven en residencias alquiladas. Estas últimas representan más de 300,000 en todo Puerto Rico, y sentirán el impacto de este aumento directamente.

El Gobierno justifica el ajuste comparando la tasa efectiva del impuesto sobre la propiedad inmueble en Puerto Rico con otras jurisdicciones, en específico, Hawái, Missouri y Nueva Jersey. La administración erra en esa comparación, pues olvida que los salarios devengados por las personas de estas jurisdicciones son mayores a los de Puerto Rico.

Por ejemplo, el 61% de la población en Puerto Rico devenga ingresos menores de $25,000 al año, mientras que en Nueva Jersey y Missouri la población que genera esa cantidad o menos es de 17% y 24%, respectivamente. Es por esto que ajustar la tasa efectiva de Puerto Rico a la de un estado tendría un efecto de miseria sobre la mayoría de las familias.

No hay duda de que el cuadro fiscal y económico del País es crítico, lo que requerirá de ajustes a todos los niveles. Sin embargo, no podemos fundamentar un plan de recuperación exclusivamente en medidas impositivas y de austeridad, pues al final del camino contraerá más la economía y nos alejará de la prosperidad.

Sugiero que se evalúen otras opciones, como aumentar la base de contribuyentes atrayendo más establecimientos comerciales mediante la baja en el costo de la energía eléctrica en la Isla; se implemente un plan agresivo dirigido a identificar aquellas propiedades que actualmente no están registradas ni tributan; se evalúe aumentar contribuciones sobre las propiedades cuyo valor tasado sea mayor de $750,000; y se intensifique el uso de leyes sobre el manejo de estorbos públicos para facilitar la expropiación de propiedades abandonadas y su utilización para su desarrollo y productividad. El momento requiere creatividad, dinamismo y, sobre todo, sensibilidad.

Otras columnas de Jesús Manuel Ortiz

💬Ver 0 comentarios