Rafael W. Rodríguez Cruzado

Tribuna Invitada

Por Rafael W. Rodríguez Cruzado
💬 0

El amurallamiento de las playas

Muchas de las playas en Puerto Rico y en litorales alrededor del mundo se están erosionando debido a una combinación de factores naturales y por actividades humanas.

La principal causa natural es el aumento en el nivel del mar. Hace 20,000 años el nivel del mar se encontraba aproximadamente 120 metros (394 pies) por debajo de lo que se encuentra en la actualidad y ha estado subiendo desde entonces. ¡Para esa época se hubiese podido caminar de la isla grande a Vieques y a Culebra, así de extensa era el área de Puerto Rico!

La tasa de aumento del nivel del mar se ha acelerado en las últimas décadas debido al calentamiento global, lo que ha causado un incremento en la erosión de las costas. Si a ese proceso añadimos actividades humanas, tales como la extracción de arena de las playas, dunas y ríos, la contaminación y destrucción de corales y una planificación deficiente de construcción muy cerca de la orilla del mar, entre otras, no es sorprendente que tengamos un serio problema de erosión de playas.

La respuesta a la erosión costera en Puerto Rico ha sido una desorganizada, enfocada principalmente en remediar el problema local a corto plazo. No existe una visión ni estrategia generalizada fundada en conceptos científicos para atender la erosión de nuestras playas. Históricamente se ha construido y se continúa construyendo en espacios que una playa saludable requiere para adaptarse a procesos naturales como cambios en corrientes marinas próximas a la costa, olas, vientos y marejadas. Es natural que el perfil de una playa varíe durante el año, acumulando arena en un momento y erosionando en otros. Mucha de la infraestructura que es amenazada por la erosión se trata de proteger amurallando la playa con rocas, gaviones, y otros tipos de revestimientos. Esto resuelve el problema local pero solo temporeramente (además de restarle el valor estético a la playa). Eventualmente el oleaje, al no tener una playa a donde disipar su energía, va a socavar la estructura por lo que habría que añadir más rocas o reconstruir un muro más grande causando, además, erosión en playas adyacentes. La construcción indebida en la zona marítima terrestre es una de las principales razones por la cual tenemos el problema de erosión en muchas de las playas de Puerto Rico.

Para evitar o minimizar la erosión de playas que aún están saludables y donde se planifica algún tipo de desarrollo, es imprescindible establecer una distancia adecuada desde la orilla a donde se podría construir. Esa distancia no debe ser un numero abstracto, pero debe ser basada en la tasa de erosión anual de la playa en particular y por las características del litoral. Tasas de erosión para la mayoría de las playas en Puerto Rico ya han sido calculadas por lo que no hay razón por la cual no se pueda planificar un desarrollo costero utilizando conceptos científicos. De no hacerlo así el amurallamiento de nuestras playas va a continuar.

En otra columna abundaré sobre opciones para restaurar playas, de acuerdo a distintos estados de erosión.

El autor fue director del Programa de Geología Marina y de Recursos de Agua del Servicio Geológico Federal para la región de Puerto Rico y el Caribe.

Otras columnas de Rafael W. Rodríguez Cruzado

lunes, 22 de abril de 2019

Los depósitos submarinos de arena en Puerto Rico

El geólogo Rafael W. Rodríguez Cruzado alude a documentación del Servicio Geológico Federal (USGS) sobre dos depósitos submarinos con 170 millones de metros cúbicos de arena en la región de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios