Abdiel Echevarría Cabán

Tribuna Invitada

Por Abdiel Echevarría Cabán
💬 0

El asfixie del odio racial

El primero de abril de 1933 guardias de la Alemania Nazi amanecían apertrechados a las puertas de los negocios de todo tipo operados por judíos. El boicot nacional evocado por Hitler y su ministro de propaganda Joseh Goebbels, marcó el inicio de los actos de exterminio durante la Segunda Guerra Mundial. Bajo la premisa de que los alemanes debían patrocinar solo establecimientos nacionales, comenzaron a promoverse las políticas de exclusión contra la comunidad judía.

Goebbles instigó mediante discursos inflamatorios el odio racial. Recientemente visité el Museo del Holocausto. La primera sensación que tuve fue asfixia. La multitud observaba las vitrinas con pertenencias, recortes de periódicos, fotos y objetos que una vez pertenecieron a alguien que asesinó o fue asesinado. Las imágenes y el gentío recreaban el encierro que vivieron judíos, homosexuales, gitanos e incluso alemanes con diversidad funcional en los campos de concentración: esa falta de aire. El museo es una cámara de gas.

Al regresar a la isla, leo la noticia de las protestas de supremacistas blancos en Charlottesville. Reclamaban su derecho al odio. Recordé algunos de los artículos de periódico con la propaganda nazi que pude leer durante el recorrido. Guardé silencio. Otra vez sentí la sensación de ahogo.

La libertad de expresión es sin duda un derecho y debe comprenderse desde cómo construye las identidades y los lugares de poder desde los cuales se manifiesta. No todas las expresiones están protegidas constitucionalmente. El discurso puede liberarnos y también intoxicarnos. Nos toca reaprender los propósitos de nuestras leyes y el objetivo que inspiró las protecciones que evocamos sin razonarlas.

Hannah Arent llamó la banalidad del mal a actos propios que parecerían inofensivos por abdicar a pensar. Actos como cerrar el cerrojo de una puerta mientras adentro poco a poco millones sufrían el horror de una muerte por asfixia.

💬Ver 0 comentarios