Juan Zaragoza

Tribuna Invitada

Por Juan Zaragoza
💬 0

El bizcocho de Cofina

Dice la cultura popular, particularmente aquella desarrollada antaño por nuestras madres, que “no se corta el bizcocho de cumpleaños hasta que hayan llegado todos los niños”.

Sabiduría de delantal de los tiempos en que el bizcocho a picar era de los de cajita hechos en casa, o por doña Julia, la vecina complaciente que no soportaba ver niño sin bizcocho. Sabiduría que aplica de igual forma al bizcocho de hoy en día, preparado pensando más en los ingredientes que no debe tener que en los que tiene; requisito indispensable para complacer el paladar gourmet de los niños de hoy.

No dudo que el impaciente lector ya se cuestione por qué una columna de repostería lleva en su título el tan infame nombre de Cofina. Tan prematura conclusión falla en darse cuenta, primero, que en cuanto a la deuda de Cofina y el resto de la deuda nacional, de repartir el bizcocho se trata. Resisto la tentación de usar el término diminutivo al referirme al bizcocho de la deuda, porque a “bizcochito” la cultura popular le atribuye un significado “juguetón”, y repartir el dinero del pueblo no es cosa de juego.

Falla también el impaciente lector, al no darse cuenta que el aparentemente sencillo consejo materno antes reseñado, encierra lo que en términos económicos se llama un estudio de sostenibilidad. Se necesitaron solo unos pocos créditos aprobados en la universidad de la vida, para que nuestras madres establecieran esa regla infalible. Es decir, el que cede a la tentación de picar alante y ser generoso con los primeros pedazos, se corre el riesgo de que no quede bizcocho al final, o peor aún, el riesgo de tener que sacar otra cosa de la nevera para resolver.

Precisamente de sostenibilidad se trata la preocupación de muchos con el acuerdo recién avalado por la jueza Laura Taylor Swain en cuanto a la deuda de Cofina, cuyo principal ronda los $17,000 millones, o alrededor de una cuarta parte de la deuda vigente.

Acuerdo que a primera vista da la impresión de que es un buen negocio, por el ajuste al monto a repagar y por el sobrante para el Fondo General, pero que, mirándolo con detenimiento, da la impresión de que comenzamos a repartir el bizcocho como si fueran ellos, los bonistas de Cofina, los únicos invitados a la gran fiesta. Acuerdo, en fin, que nos hace preguntarnos por qué, si tenemos una herramienta similar a la quiebra para reestructurar la deuda, no cortamos los pedazos del bizcocho lo más finito posible y, si sobra al final, mejor todavía.

A muchos nos preocupa que si tan bondadosa repartición se repite con los acreedores que faltan, esto podría someter nuestros escasos recursos futuros a una presión insostenible. Presión que puede provocar uno de dos males: o bien otro impago de la deuda, o bien tener que recortar de lo destinado a los servicios esenciales para repagar la deuda. Incluso podrían ocurrir ambas cosas a la vez.

A eso nos tendremos que enfrentar en lospróximos años, siguiendo la tradición puertorriqueña de dejar para mañana lo que se puede hacer hoy, y la tradición política de preparar la granada para que le explote a otro en las manos.

La sabiduría a veces emana de los sitios y las personas más inesperadas.  En ocasiones se esconde al lado opuesto de la complejidad, en ese sitio a veces oscuro donde yace el sentido común. En cuanto a la reestructuración de la deuda, prefiero seguir la sabiduría de nuestras madres en delantal y no la de los expertos financieros, que al final de cuentas no son los que pagan las consecuencias.

Otras columnas de Juan Zaragoza

viernes, 5 de abril de 2019

Servir a Puerto Rico

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza, expone sus razones para aspirar a la candidatura a la gobernación por el Partido Popular Democrático

lunes, 25 de marzo de 2019

En auge el “guiso” tecnológico

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza plantea que alcanzar desarrollo económico sostenible depende de un gobierno ágil, moderno, transparente, sensible y riguroso en la inversión de los fondos que aportan los contribuyentes.

viernes, 8 de marzo de 2019

La fusión de OGP y Hacienda

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza, expone reparos a la propuesta de consolidar las funciones del Secretario de Hacienda y la del director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto

💬Ver 0 comentarios