Nélida González

Punto de Vista

Por Nélida González
💬 0

El brazo de la indignación no debe ser violento

Los atentados contra el patrimonio nacional edificado y la seguridad colectiva, que ponen en riesgo, no tan solo la integridad física de los manifestantes en una marcha, sino también la de personas ajenas al evento convocado, deben ser censurados enérgicamente. Además, deben ser investigados con urgencia, para conocer su procedencia. 

Si bien es sabido que en actividades de esta naturaleza convergen individuos que utilizan la oportunidad para realizar actos vandálicos, también es muy cierto que se prestan para ser desestabilizadas por elementos del propio gobierno y la Policía, como ha ocurrido en diversas ocasiones a través de nuestra historia. 

Alerta más que nunca deben estar los organizadores de estos eventos. Evitar que un acto de suma valía como puede ser la expresión e indignación de un pueblo, a través de una marcha, sea mancillado, debe ser el norte

Los enfrentamientos entre manifestantes y policías deben ser ya actos arcaicos. En lugar de utilizarse adoquines como proyectiles, debe utilizarse el proyectil de la palabra, energía que nos convoca y nos da vida, a través de la expresión hablada.

También hablan más las paredes de las edificaciones antiguas, los ladrillos expuestos estéticamente, las vitrinas a la vista de todos, que los vidrios rotos, el grafiti incoherente o el griterío hueco.

Igualmente, los agentes cumpliendo con el deber de proteger vidas y propiedad, que aquellos que se ensañan contra los manifestantes o lanzan gases lacrimógenos contra estos.

Mahatma Gandhi, con su elocuencia silenciosa, hizo, dijo y liberó un país. La militancia pacífica debe ser ese orden moral que repercuta en diferentes escenarios, esa fuerza infranqueable capaz de destronar imperios.  

El brazo diestro de la indignación no puede, ni debe ser violento.

No atentemos contra la historia, forjémosla. 

Otras columnas de Nélida González

domingo, 2 de febrero de 2020

La fiesta de La Candelaria

Nélida González rememora aspectos de la centenaria fiesta de La Candelaria, suspendida en Mayagüez tras los sismos que impactan principalmente el suroeste del país

💬Ver 0 comentarios