Anabelle Torres Colberg

Tribuna Invitada

Por Anabelle Torres Colberg
💬 0

El camino de Wanda Vázquez

Como resultado de la decisión del Tribunal Supremo que obligó a Pedro Pierluisi a abandonar la gobernación, Wanda Vázquez se convirtió en la segunda mujer que asume la gobernación de Puerto Rico. Vázquez es gobernadora porque Thomas Rivera Schatz se empeñó en que Pedro Pierluisi no habría de serlo. Así tal cual, este se lo restregó y recordó públicamente a la nueva gobernadora.  

Al así maniobrar, el presidente del Senado invocó, curiosamente, la Constitución que antes tantas veces vejó.  Los reclamos de respeto a nuestra Constitución resultan tan frágiles y acomodaticios que, a tan solo horas de advenir en conocimiento del dictamen del Tribunal Supremo, Rivera Schatz anunció al mundo que la gobernadora tenía que ser Jennifer González.

Este tracto histórico desafortunado resulta relevante para que la nueva gobernadora defina cómo interesa que la historia recuerde su gestión. Wanda Vázquez nunca fue la opción de los principales actores del escenario político.  Pero las maniobras previas del presidente del Senado, irónicamente y sin ser esa su intención, terminaron convirtiéndola en gobernadora.  

La primera de ellas ocurrió al inicio de la administración Rosselló, cuando Rivera Schatz otorgó su bendición para que Vázquez fuera confirmada como Secretaria de Justicia, lo que la colocó en posición de ser la segunda en la cadena de sucesión.  Posteriormente, cuando vetó a Pedro Pierluisi como gobernador, provocó la crisis constitucional que eventualmente la llevó a la gobernación. 

Fíjense la gran oportunidad y la libertad que se deriva del hecho de que Wanda Vázquez no le deba la gobernación a nadie y que tampoco aspire a una posición en el 2020. Por primera vez en nuestra historia reciente, tenemos un gobernante “no político”, que a lo único que dice aspirar es a servir al país y gobernar libremente.  Un gobernante que no tiene que rendir pleitesía ni pagar favores a las castas políticas y que solo se debe y está obligada con el pueblo. Wanda Vázquez tampoco le debe la gobernación a recaudadores de fondos, ni a amigos del alma. Desde mi perspectiva, esto constituye lo más positivo de toda la cadena de eventos que la colocó en La Fortaleza.

Wanda Vázquez tiene la oportunidad de crecerse y llegar a ser una gran gobernante, si opta por el camino de la razonabilidad, de lo que es correcto, y enfrenta a los “bullies” de la política con firmeza y determinación, nombrando a personas por sus capacidades y no por favores políticos. Debe rodearse, además, de talento diverso que ayude a devolverle credibilidad al gobierno. 

El camino no será fácil, porque Wanda Vázquez ha sido una funcionaria que ha estado sumergida en controversias diversas en las distintas posiciones que ha ocupado con anterioridad a la gobernación.  Para muchos, sus actuaciones como funcionaria pública distan del comportamiento ético requerido. Sin embargo, la vida le ofrece la gran oportunidad de crecerse ante las circunstancias, pero a la vez exige de ella andar con cautela para no sucumbir al gran reto y terminar dándole la razón a aquellos que la han atacado en su carácter y honestidad.

Otras columnas de Anabelle Torres Colberg

miércoles, 26 de junio de 2019

Exigen acción al gobernador … ¿y a Yulín?

La licenciada Anabelle Torres Colberg cuestiona la estrategia del PPD ante los serios cuestionamientos levantados contra el gobernador Ricardo Rosselló y su gobierno

💬Ver 0 comentarios