Jorge Colberg Toro

Tribuna Invitada

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

El castillo de Trump

Analizar el Mensaje del Presidente Donald Trump -con el mayor grado de imparcialidad posible- no es tarea fácil. Para lograrlo, es necesario concentrar sobre el contenido; repasar los resultados electorales y las encuestas para definir la audiencia a la que le hablaba; y, la más difícil de todas, dejar a un lado las opiniones y los juicios que uno tenga sobre este funcionario. Hagamos el ejercicio.

De entrada, pienso que el Mensaje de Trump fue exitoso... por ahora.

Y lo fue, por múltiples razones. Primero, estaba construido sobre su tema más fuerte en la opinión pública que es la economía. Segundo, porque le habló a una audiencia específica, y tercero, porque puso a la defensiva a los demócratas.

Inició con una andanada en la que se apuntó la creación de 2.4 millones de nuevos empleos en 12 meses, la reducción de la tasa de desempleo (incluyendo a los grupos minoritarios). Habló del aumento en salarios, el incremento de los mercados de inversión y la aprobación de la reforma contributiva que representará una reducción de las tasas corporativas de 35% a 21%.

Como si fuera poco, la dosis de optimismo continuó con nuevas inversiones billonarias de empresas y encaminó la inversión más grande en infraestructura con $1.5 trillones que generarán otros 600,000 nuevos empleos.

Si recordamos que un día antes del mensaje, la encuesta de NBC/WSJ reflejaba que el 69% de los estadounidenses ve con buenos ojos la ruta económica que lleva el país, el 58% prefiere que se siga enfocado en iniciativas económicas y la vasta mayoría -sobre 15 puntos de ventaja- piensa que las medidas económicas tendrán resultados positivos en los próximos 12 meses, podríamos anticipar que -después del Mensaje- los números de popularidad del presidente comenzarán a moverse a su favor.

La segunda razón del éxito de su mensaje es que estaba dirigido a su base política que lo llevó a un triunfo contundente en las pasadas elecciones. Esa audiencia -predominantemente blanca, de baja escolaridad y residente de zonas rurales- entiende perfectamente el idioma de Trump.

A ellos no les interesa que les hablen de Rusia, ni de Robert Muller, ni de memos secretos. A ellos -con todo el sentido del mundo- lo que les interesa es que les hablen de empleos, de inversión en la construcción, de seguridad en sus fronteras y de cubiertas de salud accesibles.

En el discurso se incorporaron emotivos testimonios de heroísmo que fortalecieron sus objetivos políticos. Y cerró con un efectivo golpe a los demócratas al presentar una reforma migratoria -que si bien tiene sus defectos- los coloca a la defensiva al ofrecerles la ciudadanía a los 1.8 millones de “soñadores” a cambio de mayores controles y una inversión en el famoso muro fronterizo. Sin duda, los arrinconó.

En esta ocasión, el presidente fue cuidadoso con elverbo y, aunque ignoró temas claves como el control de armas, la violencia, el problema de drogadicción, la educación y las diferencias raciales, logró mantener un discurso simple, brindando esperanza y optimismo en la mente del electorado.

En resumen, por 80 minutos escuchamos a otra persona, distante de su teléfono. El presidente se proyectó sosegado y enfocado en construir efectivamente un castillo de sueños.

Pero ese castillo tiene un gran obstáculo en el camino. Se llama Donald Trump. Y es que al finalizar su elocuente discurso, retomará su acostumbrado estilo y activará su inseparable celular y con ello, de seguro, derrumbará su propio castillo echando por la borda la mejor de sus noches. Es cuestión de tiempo, apúntenlo.  

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

sábado, 8 de diciembre de 2018

La gran lección del juicio

La más contundente que debe quedar grabada para siempre en la mente de los puertorriqueños, es la palabra Prudencia

martes, 4 de diciembre de 2018

Bush siempre con Puerto Rico

Jorge Colberg Toro indica que Bush aumentó fondos de salud, educación e infraestructura; emitió un memorándum para requerir a las agencias tratar a la isla como estado; y requirió legislación federal sobre el estatus de la isla, con todas las alternativas

viernes, 30 de noviembre de 2018

El repunte popular

El exlegislador Jorge Colberg Toro opina sobre los atributos de Aníbal José Torres para liderar el PPD

💬Ver 0 comentarios