Alexis Santos

Tribuna Invitada

Por Alexis Santos
💬 0

El chat: sin datos confiables la mentira es más fácil

El chat de Telegram en el que participaban el Dr. Ricardo Rosselló y su grupo más cercano reveló como desde las más altas esferas se desestabilizaba el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico. El documento evidencia que este grupo de amigos tenía conocimiento de todos los asuntos personales del pasado director y manipuló la opinión pública para mancillar su reputación profesional y debilitar al Instituto. 

En días recientes, una nota periodística expuso que Rafael Cerame le escribió al Dr. Mario Marazzi para que validara las proyecciones del Plan Fiscal presentado por el gobernador a la Junta de Control Fiscal. Cerame decía que esto era vital para que se implementara el plan del gobernador y no el de la Junta. Cerame le decía al entonces director que se valoraría un espaldarazo a estas cifras. Tal endoso no ocurrió. 

En otra ocasión el Lic. Ramón Rosario Cortes (entonces secretario de Asuntos Públicos) publicó un total de empleados transitorios que el Instituto no pudo validar, ni certificar, pero sí corregir. Contaban dos ocasiones en las que el Instituto no se alineó con los datos producidos por el equipo del gobernador.

¿Por qué es tan importante el Instituto? El Instituto era hasta entonces, y se supone que continúe siendo, una estructura que: valide, certifique y corrija de ser necesario las cifras compartidas por el gobierno de Puerto Rico. También es una institución autónoma que no depende de quién ocupe la gobernación. 

Por su importancia fue que se trató de destituir de forma ilegal a su Junta de Directores, en medio de la búsqueda de un nuevo director, en el verano de 2017. Al día de hoy, la Junta está compuesta por personas cuyo perfil educativo contrasta con la composición de pasadas juntas. Entre los miembros se incluye un excandidato primarista del PNP quien funge como su vicepresidente. Todo esto ha sorprendido y mantiene preocupada a la comunidad científica puertorriqueña, ha atraído atención de medios y de asociaciones profesionales a nivel internacional. El 11 de febrero de 2019, el entonces director presentó su renuncia. Al escribir estas líneas, no se ha iniciado el proceso de reclutamiento de un nuevo director, van cinco meses y seguimos contando.

La Junta de Directores actual está obligada a llevar a cabo un proceso de búsqueda amplio e inclusivo para llenar la vacante de director. La estabilización del Instituto asegurará que los datos producidos y compartidos por el gobierno sean confiables, transparentes, y de acceso rápido para todos.

Otras columnas de Alexis Santos

💬Ver 0 comentarios