Ángel Enrique Alemán

Punto de Vista

Por Ángel Enrique Alemán
💬 0

El ciudadano pandémico

Las pandemias son eventos en los que las reacciones psicológicas de la población sobre la infección juegan un papel esencial, tanto en la propagación, como en la contención de la misma. De manera que el COVID-19 no es solo un problema médico sino que también es una cuestión social, cultural, psicológica, política y ética. 

Lograr que los puertorriqueños cooperen hacia el objetivo de contención de la pandemia, y reducir al mínimo el número de personas que no siguen las directrices del Departamento de Salud son objetivos tan importantes como el distanciamiento social y aumentar el número de camas en cuidado intensivo.

Entonces, ¿cómo logramos que los puertorriqueños asuman una sensacio´n de urgencia sin entrar en pa´nico? ¿Que este´n alerta, pero no alarmados? pareciera una adivinanza pero no lo es. Tal como lo expica el doctor Steven Taylor en su libro "Psychology of Pandemics", un ciudadano pande´mico ideal es aquel que esta listo para actuar y no es complaciente, pero tampoco está tan preocupado como para tener una reaccio´n exagerada

El ciudadano pandémico ideal es aquel que cumple con las instrucciones del Centro de Control de Infecciones. En particular, mediante la adopción de prácticas como la autoprotección, la confianza en la dirección de los expertos, como el "Task Force" médico creado por el gobierno, a la vez que adoptan activamente estas estrategias y objetivos como propios

Por otra parte, ¿qué características poseen aquellos ciudadanos que no siguen las recomendaciones para combatir la epidemia? Algunos factores psicológicos pudieran estar detrás de las percepciones de este tipo de puertorriqueño. Cuando surge una catástrofe global, como la que estamos experimentando, una respuesta común lo son las nociones simplistas tales como, "esto se resuelve solo" o "eso es solo un catarro". Estas respuestas reflejan la incomodidad de mirar directamente estos escenarios creíbles, pero horribles, ya que este tipo de ciudadano pueden sentirse demasiado abrumado para lidiar con ellos, y su naturaleza incierta y sin precedentes socava su obligación ciudadana. 

Muchas de estas personas que no han tomado la pandemia seriamente continúan en la negación y exhiben un comportamiento de alto riesgo. Tales como; no mantener la distancia requerida en las filas de los comercios, toser sin cubrirse la boca, no lavarse las manos, salir a deambular, congregarse con familia y amigos y creer que "alguien más" se encargará de seguir las normas. Estos puertorriqueños no reconocen que ignorar el problema conducirá a tasas de infección más altas y una transmisión más rápida de la enfermedad.

El hecho es que nadie es inmune, y todos debemos asumir la responsabilidad de nuestras acciones. La autosuficiencia, el deseo de sobrevivir, y las buenas estrategias de afrontamiento, son herramientas poderosas que todos los puertorriqueños pueden utilizar, y la mayoría lo esta haciendo. Continuemos las buenas practicas e instemos a los demás a seguir haciendo lo correcto. Así que te invito a reflexionar, ¿en que grupo estás? ¿En el que quedará marcado históricamente como héroes o en el de los que propagaron la pandemia? 


Otras columnas de Ángel Enrique Alemán

domingo, 29 de marzo de 2020

Psicología en tiempo de pandemia

Modelos de terapia cognitivo-conductuales sugieren que la ansiedad excesiva por la salud puede abordarse al enfocarse en creencias y comportamientos disfuncionales.Realizada por un psicoterapeuta, es el tratamiento de primera línea para la ansiedad excesiva, expone Ángel Enrique Alemán

💬Ver 0 comentarios