Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

El Congreso busca espacio en el "robo de señales"

Sigue trayendo cola el asunto del uso de la tecnología para manejar el ‘robo de señales’ en las Grandes Ligas.

Un informe dado a conocer la pasada semana por parte del comisionado de Major League Baseball (MLB), Rob Manfred, dejó para el récord una semana histórica, cuando a raíz de una investigación que se hizo contra el equipo de Houston tras ganar la Serie Mundial (2017), - tras ser acusado de usar tecnología para robar señales a los equipos contrarios- provocó el despido de su dirigente y su gerente general. Además, fueron suspendidos por un año de toda participación en MLB.

También provocó que los dirigentes puertorriqueños, Alex Cora y Carlos Beltrán (exjugador de Houston), tuvieran que negociar sus salidas de los equipos de Boston y los Mets de Nueva York, respectivamente.

Todavía la investigación sigue, pero esta vez se centra en el equipo de Boston (2018) que dirigió Cora, el cual ganó la Serie Mundial. La acusación básicamente es la misma: que se utilizó la tecnología para el robo de señales. Cora al momento, quien en el 2017 era el coach de banca de los Astros, no ha sido sancionado respecto a lo investigado en Houston, a la espera de la investigación de Boston.

Bueno pues ahora, al aparecer, un nuevo personaje, busca espacio en esta historia.

El Congreso de Estados Unidos, que por señalamiento de la Corte Suprema, es el que puede intervenir en asuntos para revocar y/o añadir restricciones a la Ley de Monopolio que regula MLB, pudiera realizar vistas congresionales relacionadas con el robo de señales y el uso de tecnología.

No es la primera vez que el Congreso es protagonista en asuntos de MLB. En marzo del 2005 intervino con vistas investigativas en torno el uso de los esteroides anabólicos por parte de algunos jugadores en las Mayores.

En noviembre pasado, más de 100 miembros del Congreso le escribieron a Manfred dejándole saber que se oponían al plan de reestructuración de las Ligas Menores.

Ahora, esta semana, el representante por Illinois, Bobby Rush, solicitó vistas para que MLB conteste preguntas relacionadas al asunto de robo de señales, según informa Sports Illustrated. Rush argumentó que era imperativo, ética y moralmente, que el Congreso actúe.  

“Engañar en cualquier deporte es un anatema (condena), especialmente en los deportes profesionales”, dijo Rush. “Muchos niños, y adultos para el caso, miran hacia arriba, a los atletas profesionales como un testimonio del sueño americano y lo que es posible a través del trabajo duro y la determinación”, dijo.

Así que, al parecer, todo este asunto pica y se extiende. Veremos a ver si el Congreso da paso a las vistas.

Otras columnas de Raymond Pérez

💬Ver 0 comentarios