Carl Soderberg

Tribuna Invitada

Por Carl Soderberg
💬 0

El control de la descarga pluvial

Luego de la publicación de mi columna sobre los contaminantes que contienen las descargas pluviales, muchas personas me preguntaron qué medidas está tomando al respecto la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). A continuación, les brindo esta información de forma resumida.

El impacto de las descargas de aguas pluviales es tan significativo que la EPA, a principios de la década de 1980, requirió el control de descargas pluviales en las industrias. Luego, estableció un programa para controlar las descargas de aguas pluviales en proyectos de construcción. Subsiguientemente, la EPA requirió a todos los municipios un programa de control de descargas de aguas de escorrentía. Uno de los elementos claves del plan es identificar y eliminar descargas clandestinas de aguas usadas e interconexiones entre el alcantarillado sanitario y el alcantarillado pluvial.

Se sorprenderán que en muchos municipios, calles enteras o sectores completos descargan sus aguas usadas al alcantarillado pluvial. El plan requiere también que el municipio controle las descargas ilegales de aceite de cocinar y aceite usado de los automóviles. En estos tiempos tenemos que incluir evitar descargas clandestinas de aceite usado de las plantas generadoras de electricidad.

La directora de la División del Caribe de EPA, la planificadora Carmen Guerrero, me informó que esta es una de sus prioridades. Ella propulsa el enfoque colaborativo adoptado por el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan y financiado por la EPA. En este esfuerzo colaborativo participa la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), el Municipio de San Juan y la Universidad de Puerto Rico, entre otros. Ella está trabajando para que se replique este enfoque en otras áreas de la isla. Además, quiere intentar consorcios para este esfuerzo entre varios municipios para reducir costos.

En lo que se refiere a descargas de alcantarillados combinados, aquellos que todavía en el siglo XXI reciben tanto aguas de lluvia como descargas de aguas usadas, la EPA ha exigido mediante los permisos federales de descarga, órdenes administrativas u órdenes judiciales, el cese de dichas descargas combinadas a las entidades responsables. En el caso de San Juan, en esta redada se identificaron estaciones de control de inundaciones del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), estaciones de bomba pluviales del Municipio de San Juan y alcantarillados pluviales del Departamento de Transportación y Obras Públicas.

El permiso de descarga federal expedido por EPA a la planta de tratamiento de aguas usadas de Puerto Nuevo exige que la AAA elimine varias descargas de alcantarillados combinados en el área metropolitana. Además, en un acuerdo judicial avalado por la corte federal de un caso criminal, la AAA se comprometió a eliminar las descargas combinadas del casco de Río Piedras y descargas a lo largo de la Avenida Ponce de León. Esta descarga ocurre en el Caño Martín Peña, cerca del puente del mismo nombre. La AAA está sujeta a una orden por consentimiento judicial para evitar desvíos en las estaciones de bomba de aguas usadas. Se le requirió generadores de electricidad para operar las estaciones cuando se interrumpe el suministro de energía eléctrica, implantación de un programa de mantenimiento preventivo y mejoras en las estaciones donde era necesario. Para atender el asunto de los desbordes de los alcantarillados sanitarios, la EPA en otra orden por consentimiento judicial, requirió a la AAA que desarrollara e implantara un programa de control de descargas de grasas y aceites de cocinar al alcantarillado. Estas descargas reducen el diámetro de la tubería sanitaria, al igual que el colesterol que ingerimos tapa nuestro sistema sanguíneo.

Un elemento esencial para controlar descargas pluviales contaminadas a nuestras playas y otros cuerpos de agua es la acción afirmativa de la sociedad civil. Esto lo discutiré en una próxima columna.

Otras columnas de Carl Soderberg

jueves, 9 de agosto de 2018

La plaga de las bolsas plásticas

Carl Soderberg resume el saldo positivo de la veda de bolsas plásticas en los comercios a un año de aprobada la ley regulatoria y advierte sobre el revés que representa el fomento de utilizar las denominadas “platino”

lunes, 9 de julio de 2018

Arterioesclerosis en la alcantarilla

Carl Soderberg cita las deficiencias en los controles de grasas en los alcantarillados, así como la negligencia de comercios cuyo personal arroja este material por estos conductos cruciales

jueves, 14 de junio de 2018

La sociedad civil y las playas

El exdirectivo de la EPA en Puerto Rico y el Caribe, Carl Soderberg, enumera medidas que pueden tomar los ciudadanos para cuidar las playas y exhorta a exigir al gobierno las acciones necesarias para conservar este valioso activo del país

💬Ver 0 comentarios