Orville M. Disdier

Punto de Vista

Por Orville M. Disdier
💬 0

El coronavirus y la transparencia de la información

Todas las autoridades sanitarias del mundo están en alerta pues a principios de enero de 2020 la Organización Mundial de la Salud informó sobre la identificación de un nuevo virus llamado “2019 Novel Coronavirus” (2019-nCov), el cual causó una epidemia de neumonía en la ciudad de Wuhan, en China.  

Este tipo de virus toma su nombre debido a que en su superficie tiene estructuras que lo asemejan a una corona y se conocen desde el 1961.  En la historia reciente hay dos tipos de coronavirus que han causado epidemias de mucha preocupación, SARS-CoV y MERS-CoV. A diferencia de esas y otras epidemias del pasado, hoy los conocimientos científicos y en epidemiología han avanzado mucho. Pero quizás más importante es que la información ahora es más rápida, eficiente y transparente. 

De hecho, a diferencia del pasado, basta con visitar la página electrónica de las autoridades reconocidas para tener estadísticas actualizadas al día presente o al día anterior. Al momento en que redacto este escrito se han confirmado más de 846 casos con 2019-nCoV mundialmente, de los cuales el 98% han sido identificados en residentes de China, y desafortunadamente se han reportado 25 muertes.  

Es evidente que ha ocurrido un cambio en la manera en que los países y las autoridades científicas comparten información. Contrario al pasado, durante las alertas por SARS-CoV, en esta ocasión las autoridades de China han sido bastante transparentes y han brindado mucha información sobre esta nueva epidemia. Además, hoy existen diversos acuerdos y plataformas de intercambio de información entre científicos de todo el mundo, aumentando la probabilidad de que encontremos mecanismos de prevención y tratamiento más rápido y por consiguiente salvemos muchas vidas. Plataformas abiertas en Internet, como lo es por ejemplo www.gisaid.org, le permiten a la comunidad científica compartir esfuerzos e información. 

Es evidente que el mundo está reconociendo la importancia de la transparencia en la información. Nosotros en Puerto Rico tenemos que unirnos a este movimiento de transparencia, pues de esto depende, no solo nuestro progreso económico, también nuestra salud y nuestras vidas.

Ahora bien, mientras lidiamos con esta nueva amenaza, hay estrategias que cada uno de nosotros puede hacer desde este momento. Algunas de estas estrategias son: 1) Lavado de manos y uso de “hand sanitizer” basado en alcohol, 2) Cubrirse la nariz y la boca con papel desechable al estornudar o toser (y luego botar el papel), 3) Evitar el contacto con personas enfermas con síntomas parecidos a la influenza, y 4) Quedarse en su casa si está enfermo con síntomas parecidos a la influenza. No dude visitar su médico de estimarlo necesario. 


Otras columnas de Orville M. Disdier

sábado, 15 de febrero de 2020

El índice de precios y la matrícula escolar

El aumento en los precios de los libros y el cuido, entre otros, está relacionado a una tendencia de baja de la matrícula estudiantil del sector público, dice Orville Disdier

viernes, 13 de diciembre de 2019

Alarmante el estado de salud mental del estudiante

Un nuevo estudio del Instituto de Estadísticas revela datos alarmantes, en particular, el número de estudiantes que consideraron suicidarse, dice Orville M. Disdier

💬Ver 0 comentarios