Richie Delgado Ortega

Punto de Vista

Por Richie Delgado Ortega
💬 0

El COVID-19 y la consejería virtual

Abril es el mes de la concienciación de la consejería profesional.  La consejería es definida por la Asociación Americana de Consejería (ACA por sus siglas en inglés) como una relación profesional que empodera a personas diversas, familias y grupos, con el fin de que logren la salud mental, el bienestar, las metas académicas y las ocupacionales (2014). 

Ante la realidad que nos ha tocado vivir hoy como profesionales de ayuda, ¿debemos asumir este gran reto para acercarnos virtualmente a quienes servimos? ¿Es el mejor momento para conocer diversas maneras de atemperar la práctica de nuestra profesión? 

Gracias a la tecnología y a los medios virtuales, se ha promovido y permitido el rediseño del ofrecimiento de servicios profesionales de consejería y de otras profesiones de ayuda.  Ese acercamiento, aunque puede verse como frío y complejo, es una alternativa a considerar, sin tener que interactuar de manera presencial o cara a cara. También, mediante acercamientos virtuales, se puede ofrecer un servicio de ayuda completo, según lo contemplado en las leyes y los códigos de ética. 

Es meritorio reconocer que existen preocupaciones muy genuinas en la clase profesional sobre el ofrecimiento de servicios de manera virtual por diversidad de razones.  No obstante, a través de algunas alternativas sencillas, pero significativas, se puede contribuir grandemente al bienestar de quienes servimos.  

De igual forma, nos permite cumplir con el llamado profesional mediante el uso de la tecnología y la creatividad. A continuación, comparto algunas recomendaciones a considerar para tener acercamientos virtuales con nuestra clientela en caso de que no nos sintamos del todo listos/as para realizar un proceso de consejería formal:

• Enviar correos electrónicos con mensajes motivadores e inspiradores.

• Compartir lecturas relacionadas con el logro del bienestar individual y colectivo aún en momentos de distanciamiento presencial.

• Recomendar películas o vídeos inspiracionales o sobre cómo enfrentarse a la adversidad.

• Invitar a nuestra clientela a conectarse con el momento presente a través de actividades de atención plena (mindfulness).

• Promover el manejo apropiado del tiempo entre las diferentes tareas del diario vivir.

• Promover el uso de técnicas de autocuidado, de ocio y de recreación como escuchar música, bailar, hacer manualidades, descansar, entre otras.

• Promover la planificación del futuro mediante el uso de la imaginación y la creatividad, para ponerlo en vigor una vez este período termine.

• Recomendar llevar un diario reflexivo sobre lo que experimentan en estos días e identificar maneras positivas de enfrentarlo.

• Recordar a nuestra clientela que lo que estamos viviendo pasará y que eventualmente y poco a poco, retomaremos la vida de manera cotidiana.

• Informar claramente a nuestra clientela que nos importan, que deseamos su bienestar, que validamos sus sentimientos y que estamos disponibles para ayudarles a canalizarlos.

Confío que estas recomendaciones contribuirán a crear conciencia sobre nuestra profesión, a promover su visibilidad y a demostrar a toda la sociedad la importancia de la consejería, al continuar proveyendo un servicio esencial en tiempos de acercamiento virtual.  

Otras columnas de Richie Delgado Ortega

miércoles, 13 de mayo de 2020

Crónica anunciada de una muerte tecnológica

Hago un llamado urgente a las esferas gubernamentales para que tomen con mucha seriedad las deficiencias de la infraestructura tecnológica de nuestra patria, dice Richie Delgado Ortega

💬Ver 0 comentarios