Alberto J. Morales Aponte

Tribuna Invitada

Por Alberto J. Morales Aponte
💬 0

El día de San Valentín que se tornó en tragedia

El día de San Valentín, el cual celebra el amor y la amistad, se vio opacado ante la tragedia ocasionada por Nikolas Cruz, un ex alumno de la escuela Stoneman Douglas de Parkman, Florida (Estados Unidos), de 19 años de edad, el cual hace un año había sido expulsado de dicha escuela.

Este individuo le privó de su vida a 17 personas e hirió a otras 15, de los cuales hay varios en estado de gravedad. Según informaron los medios, este joven abrió fuego contra toda persona que se encontrara a su alrededor con un rifle semiautomático, el cual adquirió de manera legal, lo cual hace pensar si el proceso reglamentario de adquirir un arma de fuego, es el adecuado o si necesita ser revisado, ya que el mismo no exige que el individuo que solicita un arma de fuego reciba una evaluación a través de un profesional de la salud mental, ya sea un psicólogo o psiquiatra. 

Los tiroteos más recientes en EE.UU., según el FBI, son: Killeen, Texas (1991), Littleton, Colorado (1999), Virginia Tech, Virginia (2007), Binghamton, New York (2009), Fort Hood (2009), Sandy Hook, Connecticut (2012), Aurora, Colorado (2012), Base Naval, Washington (2013), San Bernardino, California (2015) Las Vegas, Nevada (2017), Sutherland Springs, Texas (2017), Escuela secundaria Stoneman Douglas Parkland, Florida (2018). 

Las razones por las cuales ocurrieron estas tragedias podrían ser varias. Sin embargo, ninguna justifica los hechos ocurridos. En muchas ocasiones hay señales que una persona puede presentar, las cuales deben tomarse con extrema importancia. Algunas de estas señales podrían ser:

• Subir fotos en redes sociales (Facebook, Twitter, Snapchat, otros), donde pose con armas de fuego o armas blancas.  

• Hacer comentarios amenazantes hacia otras personas, en las redes sociales u otros medios. 

• Conducta agresiva o poco control de impulsos (romper cosas, lanzar objetos, ocasionarles daño a mascotas u otros seres vivos). 

• Uso y abuso de drogas lícitas o ilícitas (las drogas inhiben el comportamiento). 

• Historial de agresividad. 

• No se relaciona con las demás personas o compañeros. 

• Haber recibido fuertes golpes en área de la cabeza (cerebro). (Estudios demuestran que el haber recibido un fuerte golpe en el lóbulo frontal del cerebro podría ocasionar daño en dicha área provocando a su vez agresividad, ya que esta área se encuentra relacionada con el juicio, control de impulsos, personalidad, solución de problemas y comportamiento social). 

Estrategias de prevención (Fuente: FBI)

• Prepararse – La prevención es esencial. Estos eventos pueden ocurrir en cualquier momento y cualquier lugar. 

• Utilice esfuerzos multidisciplinarios para incrementar la probabilidad de éxito. 

• Mejorar y mantener líneas abiertas de comunicación entre la policía y la comunidad local. 

• Crear un grupo de manejo y evaluación de amenazas.

• Apoyar y avanzar en los esfuerzos de educación y concientización en las comunidades. 

• Entender los mitos de los trastornos mentales. 

• Llevar a cabo ejercicios de mesa enfocados en la prevención de que estos eventos puedan ocurrir en la comunidad. 

Si usted o algún conocido se encuentra pasando por un estado emocional que entiende no tiene solución, por favor no dude de buscar ayuda profesional en el campo de la salud mental, ya sea un psicólogo, psiquiatra o ambos. A través, de la Línea PAS hay profesionales en el manejo de crisis, que pueden ayudarte. Te puedes comunicar con ellos a través, del número telefónico: 1-800-981-0023, los servicios son gratuitos 24/7, y es totalmente confidencial. 

¡Recuerda que todo en la vida tiene solución!

Otras columnas de Alberto J. Morales Aponte

💬Ver 0 comentarios