José Lee Borges

Tribuna Invitada

Por José Lee Borges
💬 0

El Día Internacional de la Lengua China

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó el 20 de abril como el Día de la Lengua China. Desde el 2010 la ONU designó días para la celebración de cada uno de los idiomas oficiales que utiliza en sus foros: inglés, francés, árabe, ruso, español y chino. Todo con el fin de promover la diversidad cultural y el multilingüismo.

Muchos se preguntarán qué tiene esta lengua para ser una de las oficiales utilizadas por la ONU y tener su propio día. No es casualidad, el chino mandarín -como se conoce en Occidente- tiene más de cinco mil años de antigüedad y se estima que más de 1,300 millones de personas lo hablan. Es uno de los idiomas más hablados en el mundo.

A diferencia de la mayoría de los idiomas occidentales, que utilizan como base el alfabeto latino, compuesto principalmente por 26 letras, el alfabeto chino consta de miles de símbolos, también llamados caracteres. Estos caracteres solos o en grupos de dos o tres crean su propio significado. En su mayoría estos caracteres cuentan una historia a través de la escritura, pues no se trata simplemente de cómo suena la palabra al leerla, sino del significado que está dando en sí misma. Como tal, el mandarín es un idioma especialmente musical y tonal. 

Hace unos años, el secretario de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico anunció, con bombos y platillos, que en las escuelas públicas primarias y secundarias de Puerto Rico se daría clases de chino mandarín, todo como parte de un Plan de Desarrollo Económico. A los pocos meses, casi sin haber comenzado, el plan fracasó, tal como lo comenté. A pesar de esto, en Puerto Rico y el mundo, el interés por China y su idioma siguen creciendo. 

Nuestra isla cuenta con varias instituciones privadas que enseñan chino-mandarín, así como cursos completos a través de diversas universidades. No es para menos, no es casualidad ni capricho, el español y el inglés, junto con el mandarín, son los tres idiomas más hablados en todo el mundo. 

En un mundo global y tecnológico, como el que vivimos, aprender varios idiomas nos ofrece herramientas que abren posibilidades. Ante el papel protagónico que juega China como potencia mundial y económica, el mandarín ha cobrado no solo notoriedad, sino mayor importancia. Sin embargo, no sirve de mucho saber mandarín si no se tiene un buen trasfondo histórico sobre la cultura china. 

En Puerto Rico, nos urge conocer más sobre China e incluso sobre otros países. Solo hay que observar lo ocurrido recientemente con el Covid-19 y toda la madeja de prejuicios, discrimen y xenofobia que ha rodeado a la comunidad china alrededor de todo el mundo. 

Aunque en sus inicios el gobierno chino intentó encubrir la aparición del virus, la disciplina de sus habitantes y las medidas de control impuestas parecen haber dado buenos resultados. China ya comienza a ver la luz al final del camino. Las fábricas ya comenzaron a operar y sus científicos se apresuran para encontrar una vacuna. En Occidente el panorama es totalmente distinto. De todo eso, nos urge aprender.

Otras columnas de José Lee Borges

💬Ver 0 comentarios