Juan Negrón Ocasio

Desde la diáspora

Por Juan Negrón Ocasio
💬 0

El día que llegó la estadidad

Ese día nadie lo creyó, pero fue cierto. Llegó la estadidad. El Congreso de USA amaneció incrédulo y no tuvieron las soluciones inexplicables. Las encuestas demostraban los resultados sin publicar. Hubo de todo. La fantástica preparación para la festividad magnánima de la estadidad de la Isla fue planificada por el New Committee for the American Citizenshit y los 51 legisladores del Nuevo Partido Estao’Uni. Llegaron rednecks y rubios coco raspados de Tenesí. El Gobernador invitó dignatarios del mundo, pero muchos le notificaron que tuvieron alzamientos y no podían salir de sus bunkers.

-Eso ‘tá malo. Pero hay que seguil con las ceremonias. Llegó lo que tanto esperaba...-  Pensó el jefe en español.

Los rótulos de las calles, igual que en Guaynabo, en inglish. Hubo quejosos que no entendían ni pío “one way” ni “do not enter”. También el ciclón San Pafuera dejó al país tronchado y los fondos federales, igual que Katrina en 2005, no llegaban. Ni entendían por qué el gringo congeló el Medicaid y descontinuó el chekesito del Seguro Social. Había incertidumbre, pero más la pelambrera. Las tres B el pueblo cortejaba.   

-Honorablísimo Gobernador, estamos con un paro nacional. Nadie aguanta más la alopecia económica. La UPR lleva 10 años con los portones cerrados. Y, usted sigue atorrao’ en seguir con ese embeleco- indicó molesto el secretario.

-No importa. El pueblo calla y yo obedezco. - intervino el distinguidísimo

Inútil convencerlo. Suspender la festividad, jamás. El resultado del plebiscito dejó disturbios. Los electores protestaron la omisión de los votos de 1967, 1993, 1998, and 2012. Los del 2017 fueron anulados por la molestia de US porque nadie participó. Un 25% se enterraron y un 60% se fue pa’ la playa. La Guardia Nacional se desplegó por toda la costa de la Isla en traje de baño. Con barbacoas. Guachimanes estatales se explayaron en los ríos. En Culebra y Vieques cancelaron viajes porque no cabían más cabezas. El 15% restante se abstuvo de vacacionar por pelambrera. Algunos hicieron barbiquiú en plazas públicas. Otros bostezaban cenizas. Los demás morían de tristeza. Fue un día jubilosamente tétrico. Alrededor de 13,000 gruñones después de 500 años de lucha fueron arrastrados hasta la capital para celebrar la muerte. Nadie creía que el testarudo Gobernador financiara el costosísimo evento con otro préstamo sobre los préstamos de los préstamos.

-Siempre hemos sacado dinero de donde no hay.- Justificaba el honorable a los legisladores.  

-Pero es que todavía no se han contabilizado los votos. - Se desgalillaba un comunista de la Isla Mona.

Nadie en sano juicio puede dudar que fueron tres noches de desvelos debatiendo la Ley Esteijú Gíbara51. De 78 pueblos había 50 NMP, 20 NPE, el resto Partido Estatal de Liberación Nacional Unido (PELUDO). La legislatura tuvo otra trifulca. La creación del Comité Ciudadano (CuCo). En2005 ignoraron el 83% de votos para la unicameralidad. Los CuCos furiosos ocuparon el capitolio. Hubo, encapuchados, macanazos y matanzas. Se aceptó demandas en Lares por crear el comité. El Papa y Rasputín lograron las negociaciones.

Ese mismo día, el DOJ de USA envió una carta que nadie entendió.

A las 8:00PM comenzó la ceremonia. Sin legislación ni aceptación. El Gobernador iba sonriendo frente al desfile montado en un caballo pinto español, vestido pantalón rojo de China, gorro mejicano, camisa hecha en Taiwán con 51 estrellas y zapatos mejicanos, y la Trulla de San Juan cantaba el “Star Spangled Banner” en español a panderazo limpio, con ritmo de bomba y plena.

Hubo una explosión. Se fue la luz. “Creo que fue un atentado”. Le susurró el secretario al Gobernador. “Anuncia a los medios que fueron terroristas”. Replicó.

Y se siguió la fiesta con velas.

Otras columnas de Juan Negrón Ocasio

💬Ver 0 comentarios