Chu García

Chuchazo

Por Chu García
💬 0

El día que Quijote Morales superó a Michael Jordan

Puerto Rico perdió con Estados Unidos, eventual campeón, 101-85, en los Juegos Panamericanos de 1983, en Caracas, Venezuela, teniendo como escenario el mítico Poliedro, continuo al hipódromo La Rinconada. 

Aunque Michael Jordan, aun estudiante de North Carolina, fue el líder de puntos del Seleccionado, con 17.7, Wayman Tisdale y Sam Perkins fueron letales frente a los boricuas: 20 y 18 tantos, respectivamente. 

Sin embargo, en este encuentro de la segunda fase, Mario "Quijote" Morales superó a Jordan en ofensiva, gardeándose entre sí, y fue el campeón en anotaciones con 22.4, a la vez que PUR terminaba sexto con récord de 5-7, empatado con Argentina, que ocupó el quinto puesto por su triunfo 93-90 el 16 de agosto. 

USA, dirigido por Jack Hartman, de Kansas State University, no pudo contar con el francotirador Chris Mullin, que se partió un pie días antes en un juego de exhibición en el Coliseo Roberto Clemente, pero comoquiera tenía al armador Mark Price y al delantero fuerte Gregg Stokes

Hace unas semanas cometí una injusticia con Quijote al no incluirlo en mi Equipo Ideal de todos los tiempos en Borinquen, pensando primeramente en Tinajón Feliciano, porque cambió el estilo de jugarse en el Torneo Superior debido a su polivalencia, y obvié que el primero vio acción en 24 temporadas, en 1975 y 1976 con Santurce, que luego se trasladó a Guaynabo, donde permaneció hasta 1998, formando una dupla de ensueño con su cuñado Fico López. 

Sus estadísticas fueron de leyenda viviente: 15,293 unidades, con porcentaje de 22.7 puntos y 8.4 rebotes, además de reinar con los Mets en tres ocasiones y ser MVP en cuatro.  En las Olimpiadas de Montreal no pudo asistir por ser menor de edad, tampoco en las de Moscú en 1980, por el boicot promulgado por el presidente Jimmy Carter; ni en Los Ángeles 1984 porque no se clasificó, pero sí en Seúl y Barcelona en 1988 y 1992. 

En San Juan 1979, acarició la medalla de plata, sucumbiendo en la final con el trabuco estadounidense y su figura juvenil, Isiah Thomas. 

Él y Raymond Dalmau tienen el honor de que las arenas de Guaynabo y Quebradillas lleven sus nombres, y también en haber sido puntales ofensivos en una época en que se defendía más que en el presente

Otras columnas de Chu García

jueves, 21 de mayo de 2020

El Consejo Mundial de Boxeo le pone el anzuelo a Canelo

Con la llegada y fortalecimiento del coronavirus, Mauricio Sulaimán ha afirmado que anhela avalar carteleras sin público, y dispuesto además a contar con Canelo Álvarez, escribe Chu García

miércoles, 20 de mayo de 2020

¿Papel o digital?: el gran reto de El Nuevo Día

Es menester que el periodismo de investigación, forrado de búsqueda de la verdad, sea el arma más potente frente a las redes sociales, propensas a la superficialidad, escribe Chu García

domingo, 17 de mayo de 2020

Deporte sin público es como un mar sin olas

Hay que reconocer que los bielorrusos son atrevidos y, obviamente, imprudentes porque han sido los únicos europeos que no han tomado medidas ante el COVID-19 y su liga de fútbol profesional se ha mantenido jugando.

💬Ver 0 comentarios