Eduardo Villanueva

Tribuna Invitada

Por Eduardo Villanueva
💬 0

Elegía para Brunilda García

No puedo escribir sobre la muerte cuando estoy frente a una guerrera de la vida. No puedo pensar que la biología termina con la presencia de una fuerza vital que pugna por ser eterna. No creo justo que alguien se sienta con poder para decidir cuándo apaga la luz de la vida en la cápsula que es el cuerpo, de alguien que piensa que vale la pena vivir para seguir creando, para seguir soñando, para seguir amando.

Por eso, siento que cuando escribo sobre la vida de Brunilda García, no me está permitido decir que es un “in memoriam”, como si fuera una necrología. No se puede escribir sobre la partida de quien se queda en el recuerdo amado de los que la quisieron y ella los quiso, hasta más allá de lo infinito.

La patria se queda sin Bruni cerca, pero no sin ella, la gente que se entrega sin esperar nada a cambio, más que la alegría de dar amor sin reservas, nunca se va. Se quedan en la memoria agradecida de quien los recibió.

Hay la tentación egoísta de resentir que gente valiosa termine la existencia física. Pero también hay que saber que esas personalidades que son como un imperativo categórico, paradigmas de la entrega, no deben vivir de manera indigna, sufriendo fuertes angustias y disminuidos en sus capacidades. No merecen ser objeto de dolores ilimitados, no pueden ver restringidas sus facultades intelectuales y espirituales, porque el llanto del alma que los oprime, cuando ya no pueden dar, los ahogaría en su afán por vivir para entregarse a los demás. Por eso, tenemos que aprender a soltar, a dejar ir, incluyendo uno mismo, la propia vida cuando ya no seamos capaces de vivir al nivel que hemos querido y al cual hemos acostumbrado a otros, recibir nuestra entrega.

Bruni se transubstanció casi cuando quiso, porque resistió hasta que ya no pudo dar más amor. Nos deja su creación dramática, sus poemas, sus canciones, su apoyo a los artistas, su compromiso con WIPR, su lucha por los presos políticos y su defensa de los derechos humanos.

Otras columnas de Eduardo Villanueva

martes, 4 de septiembre de 2018

De hostias y servicios

El abogado Eduardo Villanueva analiza las circunstancias que median en el pleito de las pensiones en la Iglesia Católica

jueves, 2 de agosto de 2018

Empatía necesaria con la gente

El abogado Eduardo Villanueva señala que con la excusa de que la política oficial responde a un programa de gobierno que casi nadie lee, se desoye al pueblo que sufre las consecuencias y la irracionalidad de muchas de esas políticas

lunes, 9 de julio de 2018

El gobierno en anomía

El licenciado Eduardo Villanueva expone la condición de anomía del gobierno estatal

💬Ver 0 comentarios