José Cruz López

Desde mi perspectiva

Por José Cruz López
💬 0

El ejercicio como prescripción para la salud

Por naturaleza el cerebro almacena una gran cantidad de datos en referencia a movimientos específicos, de la cabeza a los pies.

Desde el nacimiento se vigilan patrones de desarrollo motor; movimientos voluntarios e involuntarios y se observa en el niño o niña en su desarrollo neuromuscular.

En términos fisiológicos desde temprana edad (infancia) el cuerpo va almacenando y creando estructuras de movimientos adaptables según la genética.

Estas son vitales en el desarrollo neurofisiológicos y cognitivo de ese ser que, con algunos años, será adolescente, luego joven hasta alcanzar la adultez.

Es decir, desde temprana edad el ser humano va formando y creando una memoria muscular única e individual. Un gran porcentaje de la población desde su niñez ha corrido, ha saltado, y ha montado bicicletas, etc. Así que el ejercicio físico es por naturaleza parte integral de nuestro sistema.

Ni anatómicamente ni fisiológicamente, el sedentarismo ni el descanso pasivo son mecanismos que aportan salud a nuestro organismo. La prescripción del ejercicio debe tener un rol protagónico, tanto en la línea proactiva como en la reactiva.

Prescripción proactiva: un plan de ejercicios donde aún en salud se pueden capitalizar elementos tan importantes como la prevención y el manteamiento a un sistema que no está exento a ser susceptible.

Cada ser humano presenta una estructura fisiológica única, y, por tal razón, debe evaluarse de forma específica y personalizada.

Prescripción reactiva: va dirigida a mejorar la calidad de vida y brindar energía y oxígeno a un sistema con sintomatología o diagnóstico de enfermedades degenerativas, tales como diabetes-obesidad, hipertensión, accidentes cerebrovascular, condiciones de espalda, afecciones articulares, y músculos esqueletales, entre otras.

De forma segura se pueden obtener resultados mediante un programa de actitud física con base científica.

El programa debe tener una evaluación sobre el estado de salud del individuo y su potencial a corto y largo plazo.

En este programa se toma en cuenta factores como hábitos alimenticios, capacidad cardiovascular, rango de movimiento en las articulaciones, comportamiento biomecánico de la parte superior y parte inferior del cuerpo, junto a diagnósticos y condiciones preexistentes.

• Mejora la anatomía de la persona

• Mejora la memoria

• Promueve tu optimismo

• Establece un bienestar mental

• Aumenta tu resistencia

• Reduce el estrés

• Mantiene tu peso saludable

• Controla el apetito

• Mejora tu oxigenación y circulación

Cuando nuestro sistema se adapta a una rutina de actividad física, se mantiene una masa muscular y ósea saludable. Previene artritis y osteoporosis. Las articulaciones tendrán base de soporte a tu rutina diaria multiplicada por 365 días.

Dinámico aeróbico: requiere gran cantidad de oxígeno orientado a la producción de energía. Muy beneficioso para la capacidad del sistema cardiovascular. Tiene base en diversidad de deportes.

Anaeróbicos no dinámico: incrementa la flexibilidad, la calidad y la cantidad de masa muscular. Puede utilizarse en etapas específicas de preparación en atletas.

Prevención, mantenimiento y captación: promueve la salud desde de una base de seguridad, tanto en un atleta como a la población que busca mantener un balance corporal y prevenir enfermedades.

Terapéuticos: están destinados a restaurar y rehabilitar lesiones o afecciones de salud. Su prescripción es reactiva, orientada a devolver la función normal de alguna parte del organismo que ha sido afectado.

En la actualidad, las enfermedades degenerativas e incluso crónicas, no transmisibles, representan un gran problema de salud pública y constituyen algunas de las principales causas de muerte e incapacidad.

Enfermedades, tales como, la diabetes, cáncer, afecciones cardiovasculares, y problemas respiratorios crónicos están relacionados directamente al estilo de vida, siendo el sedentarismo y las dietas desequilibradas los principales factores que desarrollan un riego en la salud.

Algunas diversas instituciones internacionales establecen que el ejercicio físico puede ser efectivo en la etapa preventiva y el tratamiento de múltiples enfermedades.

Por ser un método no-invasivo y a la vez PROACTIVO, puede influenciar en la calidad de vida. ¿Su costo?... Relativamente mínimo.

(El autor es Fisiólogo del Ejercicio y posee un centro de desarrollo y capacitación. Puede ser contactado al correo electrónico: [email protected])

Otras columnas de José Cruz López

domingo, 15 de diciembre de 2019

Descanso: el entrenamiento invisible

El entrenamiento invisible es simplemente insustituible. El descanso, tanto el activo como el pasivo, es un excelente complemento a un plan de entrenamiento responsable, dice José Cruz López

💬Ver 0 comentarios