Ada Álvarez Conde

Punto de vista

Por Ada Álvarez Conde
💬 0

El ELA de 1952 no es el mismo de ahora


Me preguntaron, ¿cuál es el futuro del Estado Libre Asociado? Es imperativo conocer la historia y ver el contexto en el que nos encontramos. 

Primeramente, no podemos decir que el ELA del 1952 es el mismo de ahora. En el 1952 Muñoz celebró el 25 de julio izando la bandera de Puerto Rico a la misma altura de la estadounidense, a pesar de que hasta recientemente levantar la bandera era considerado un acto de rebeldía y de alegado terrorismo. Si nos enfocamos en ese momento, en la visión de Muñoz se celebraba el principio de un gobierno propio, ya no militar ni de gobernadores impuestos y como dije, la bandera a la misma altura. Con la imposición de la Junta de Control Fiscal, innegablemente, la bandera no ondea al mismo nivel. 

La gente creyó que la Junta era una entidad anticorrupción que ayudaría en las finanzas. Sin embargo, es una agencia de cobro de bonistas que constantemente pelea con el gobierno de Puerto Rico, usurpándole aun más el pobre poder de decisión que tenemos. Tan reciente como estos días compraron una guagua a medio millón, carros sin marbetes y drones a $500. Esto sin hacer algo imperativo que han esquivado desde el día uno, la auditoría de la deuda. 

El Estado Libre Asociado ha sido la fórmula por la que hemos sido regidos, por el cual Muñoz cambió su ideal independentista con la idea de brindar herramientas de desarrollo a un Puerto Rico pobre. Hoy más que nunca, lejos de ser una fórmula de equidad, representa desigualdad. Puerto Rico se ha empobrecido y empobrecerá con medidas de austeridad impulsadas por Promesa, que nos llevan a pobreza. Miembros de la junta donaron a políticos y ahora su presidente anda haciendo campaña política. 

Decir que el estatus no es importante es ignorar la realidad y cometimos un error en esquivarlo, en vez de educarnos para un momento histórico como este. En la definición más simple, se le llama colonia a un territorio que es dominado por una potencia extranjera. La cláusula territorial y las acciones del gobierno estadounidense muestran que sí lo somos. Lo que es triste, es que el propio partido proestadidad reconozca el coloniaje como la razón para unirse a Estados Unidos, cuando con sus acciones bochornosas han hecho que la estadidad esté más lejos que nunca. Seriamente ¿y mientras, qué? 

No podemos tapar el cielo con la mano. La cosa cambió. Nuestra Constitución vale, todos la citamos en el verano del 19.  

Yo creo que la solución es enfocarnos en nuestros poderes decisionales. Debemos defender nuestra soberanía. Me he dedicado a defender relaciones saludables, esta no es la excepción. Debe ser una relación de socios, no de súbditos. Para nada es ser antiamericano, al contrario, es sentarnos a la mesa y ser pro puertorriqueño

Si usted duda del poder del Congreso sobre Puerto Rico, más allá de la Junta, pregúnteles alos galleros.  Realmente creo que esto es un tema complejo empañado por fanatismos y por el poco conocimiento de la historia por mucha manipulación. 

Yo creo en Puerto Rico y debemos acatar lo que los boricuas decidan. Por eso la solución sobre el futuro de Puerto Rico, para mí, es celebrar una Asamblea Constituyente. 


Otras columnas de Ada Álvarez Conde

jueves, 19 de septiembre de 2019

Dos muertes por la violencia en el noviazgo

Ada Álvarez reflexiona sobre la sentencia incoada contra Javier Meléndez Bonilla quien hizo alegación de culpabilidad por la muerte de su novia menor de edad

💬Ver 0 comentarios