Juan Zaragoza

Tribuna Invitada

Por Juan Zaragoza
💬 0

El engendro del pez blanco

Una de las más inadvertidas carencias de información para los científicos, pero no para los que sufrimos de sus picotazos, es todo lo que rodea la vida sexual, gustos y apetencias del Gansus portorricencis. Especie que, como gallina de palo, se ha convertido en plaga que arropa nuestra isla de esquina a esquina.

Para poder dar luz sobre tan escabroso tema recurro a Armando Rodríguez, amigo de los años mozos, quien hace años es profesor universitario. Compinche de los años donde la ignorancia solo se saciaba con los libros y que continuamente me sorprendía a mí y Jorge, nuestro otro compinche, con el nombre científico de cuanto animalucho y avechucho merodeaba por el Colegio El Pilar.

Con la credibilidad que le da su doctorado en Biología, no titubeó en brindarme la descripción científica de la especie en discusión:

Gansus portorricencis: especie natural de la isla de Puerto Rico; características mixtas como apetito voraz, cual ave de rapiña; piel que cambia de color como el camaleón; dientes afilados como león; tendencia a repetir las cosas como la cotorra. A través de los siglos ha evolucionado físicamente, pero el tamaño de su cerebro se ha reducido. Presenta comportamientos torpes y no aprende de experiencias previas, típico de especies en retro evolución.

Agradecido, pero insatisfecho le pregunté sobre los apetitos de la carne de tan particular especie. Me informó apesadumbrado que no existe estudio formal, pero que se están llevando a cabo unos experimentos en el laboratorio del doctor Cornelius Rhoads, en Montana, USA.

Se despidió deseando que "la fuerza me acompañe" y así partí a Montana. Llegué allí y al identificarme como boricua me recibieron como res al matadero y de inmediato me enseñaron el experimento en curso.

Ante mi mirada incrédula presencié la copulación de nuestro Gansus portorricencis con otra especie, el Gansus americanus, lo cual me recordó de otros tantos experimentos que han hecho con nosotros.

Allí estaban los dos, cruzando miradas encandiladas. El de aquí provocaba al de allá diciéndole: "tumbe" mientras se mordía los labios. El de allá contestaba: “deal” mientras jugaba con sus plumas. El de aquí ripostaba: "guiso" con mirada golosa. El de allá gritaba: "contract" desnudándolo con la mirada. El de aquí decidido a entregarse a sus brazos le gimió al oído: “Soy tuyo” y el de allá, sabiéndose deseado, le susurró desfallecido “PREPA”.

Y así entre mordidas y picotazos, besos y arañazos bajo el cielo gris de Montaña USA, se acoplaban en predecible unión los dos Gansus.

Y de esa unión, días después, chapoteando en las aguas del Whitefish Lake de Montana, un precioso pez blanco vino al mundo como símbolo del despilfarro, privilegio y las componendas; vicios que no distinguen raza o color u origen.

Y así nació la razón por la cual hoy estamos en boca de todo el mundo. Ya no es el impago, ni la canción “Despacito”, ni tampoco el ciclón María, sino el huracán de la corrupción. “País quebrado hace fiesta con ayuda federal”, gritamos al mundo.

El secreto que teníamos guardado hace décadas sobre nuestra fascinación con el “tumbe” es conocido hoy por el mundo entero. Así de torpe es el Gansus portorricensis y su engendro el pez blanco. Precisamente cuando estamos bajo la lupa del mundo, cuando estamos solicitando fondos federales, en ese momento el esmayamiento pudo más que la razón. Evidencia contundente que el Gansus portorricencis no aprende y cada vez es más torpe, burdo y esmayao.

Regresé a la isla de Puerto Rico y mi hija Paola me sugirió que prendiera una vela. Esta vez no para alumbrarme, sino para pedirle a los santos que en su proceso evolutivo el Gansus portorricensis eventualmente regrese al árbol del que un día bajó.

Otras columnas de Juan Zaragoza

viernes, 2 de noviembre de 2018

El fin del impuesto al inventario

El exsecretario de Hacienda expone consideraciones para una futura eliminación del impuesto sobre la propiedad mueble, particularmente su componente relacionado al inventario, teniendo en cuenta fuentes de recaudos que reemplazarían lo que hoy genera ese tributo.

jueves, 1 de noviembre de 2018

La noche más oscura en el Capitolio

De acuerdo con Juan Zaragoza, la forma y el contenido de la llamada reforma contributiva evidencian la necesidad de cambiar la forma de gobernar en Puerto Rico

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Carimbo caribeño

Juan Zaragoza presenta su visión del flagelo del huracán María a Puerto Rico y sus habitantes como carimbo que produce una marca indeleble

miércoles, 29 de agosto de 2018

El mamotreto de la deuda

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza, expone impresiones sobre el voluminoso informe, producto del estudio de la deuda, encomendado por la Junta de Supervisión Fiscal

💬Ver 0 comentarios