Alberto J. Morales Aponte

Tribuna Invitada

Por Alberto J. Morales Aponte
💬 0

El exhibicionismo en la playa

Los trastornos sexuales y psicosexuales se dividen en tres grupos: disfunciones sexuales, trastornos de identidad sexual y parafilias. Sin embargo, hoy solo aludiré esta última. 

Las parafilias, se caracterizan por intensas fantasías sexuales, las cuales pueden implicar tanto a adultos, niños y objetos. Entre esas se encuentra el voyerismo o voyeurismo, que se caracteriza por la excitación de un individuo al observar otras personas desnudas o llevando a cabo algún acto sexual, esto sin que las víctimas se percaten de que están siendo observadas. Otro trastorno es el frotismo o froteurismo, el cual a su vez se caracteriza por frotar los órganos sexuales en otras personas, conducta que puede observarse o darse a cabo en filas donde las personas se encuentran muy cercanas unas de otras, dentro de lugares repletos de personas, donde se hace difícil evitar el roce.  El sadismo es otro tipo de parafilia, caracterizado por el placer de índole sexual que le puede provocar a una persona el hacerle daño a otra, que puede llevarse a cabo con o sin el consentimiento de la víctima. Por otro lado, existe lo que es el masoquismo, el cual se podría considerar ser lo contrario del sadismo, ya que a través de esta parafilia la persona que la padece siente la necesidad de ser avergonzado, golpeado o maltratado para alcanzar el placer sexual.

Por último, figura el exhibicionismo, el cual es una parafilia que se caracteriza por la conducta de exponer los genitales de manera espontánea y sin el consentimiento de sus víctimas, siendo los niveles de excitación al realizar esta conducta muy elevados y persistentes. Esta acción suele llevarse a cabo de manera más común en lugares públicos, como por ejemplo en las playas, ya que es ahí donde la persona que padece de este trastorno puede lograr su propósito de exponer sus genitales a personas desconocidas de manera desprevenida, siendo mayor el grado de excitación. Todos estos trastornos son considerados desadaptativos ya que afectan negativamente la calidad de vida de quien padece el mismo, incluso también afecta indirectamente a sus seres cercanos, como familiares, amistades e incluso sus hijos (los cuales podrían verse afectados emocionalmente y ser víctimas de “bullying” a consecuencia de los actos de su progenitor).

El padecer de alguna parafilia, es algo que debe tratarse de manera inmediata, ya que es un trastorno que en ocasiones no podría ser controlado, lo cual podría incluso desencadenar en implicaciones legales a quien realice alguna de estas acciones sin el consentimiento de la otra persona. Estas conductas podrían ser explotadas a través de películas, situaciones que podrían presentarse y ser llevadas a través de los medios públicos y noticiosos,  lo cual podría as u vez  interpretarse de manera de burla y de manera jocosa, pero lo cierto es que el que padece este trastorno es una persona que necesita ayuda de salud mental y que posiblemente su conducta afecte también la salud mentaly tranquilidad emocional de sus seres queridos, ya que estos sienten el dolor, infelicidad e impotencia que pueda padecer la persona que esté padeciendo alguna de estas parafilias.

Si usted o una persona que conoce padecen de algún trastorno de parafilia como los que se discutieron anteriormente, debe de recibir una evaluación psicológica para que de esta manera recibe la ayuda concerniente y pueda comenzar un proceso terapéutico adecuado para trabajar con esta situación. 

Otras columnas de Alberto J. Morales Aponte

💬Ver 0 comentarios