Jayson E. Ramos Guzmán

Tribuna Invitada

Por Jayson E. Ramos Guzmán
💬 0

El futuro de Puerto Rico sigue en el país

Más de 50 días han pasado desde el golpe del huracán María. Más de 73,000 boricuas han dejado su tierra en busca de un mejor futuro para ellos y sus futuras generaciones. Mientras la diáspora incrementa, aumenta la preocupación local basada en el pensamiento de que el futuro del país se está yendo del mismo. Pero, ¿realmente se está yendo el futuro o el presente?

Con la mayoría de los 73,000 boricuas siendo parte de los aclamados Millennials, entre las edades de 37 y 22 años, ha crecido una incertidumbre relacionada con el futuro del país se ha ido. Si ponemos en perspectiva los distintos perfiles, colectivos o individuales, vemos que se fue el presente del país. Se sigue yendo la fuerza trabajadora, el motor actual del país, no el futuro. El futuro de Puerto Rico sigue creciendo en las calles de nuestro país. El futuro de Puerto Rico es el niño que está cogiendo clases en un salón con las ventanas abiertas, el joven que sigue esperando que su universidad vuelva a la normalidad, el estudiante que desde el anonimato ayuda a levantar a Puerto Rico. Puerto Rico será definido en 10 años no por la generación que se fue, sino por la generación que se creó en la preparación, se desarrolló en la incertidumbre y se estableció en el optimismo y la confianza.

Al igual que para el huracán San Felipe en el 1928, la llamada Generación Silenciosa sintió su primer huracán, esta generación creciente, la Generación Z, tiene en sus manos el futuro de nuestro país. Pero esto no funcionará si enfocamos nuestros esfuerzos mirando un futuro de aquí a un año, los cambios tienen que ser creados con una perspectiva a largo plazo. Es optimizar nuestro sistema público de educación de acorde con las características de esta generación, es crear nuevos currículos y programas en nuestras universidades y escuelas vocacionales, es darse cuenta e interiorizar que esta generación es un agente de cambio, pero tiene que ir de la mano con un pase de batón adecuado de parte de las generaciones que están actualmente laborando en el país.

Otras columnas de Jayson E. Ramos Guzmán

💬Ver 0 comentarios