Mario Alegre Barrios

Buscapié

Por Mario Alegre Barrios
💬 0

El gobierno da escalofrío

Durante cuarenta años —el tiempo que llevo en Puerto Rico— mi vida ha transcurrido en gran medida de la mano de quienes aquí hacen arte, de decenas y decenas de artistas en todas las disciplinas.

De esas cuatro décadas de estrechísima relación, tres han sido no solo desde el profundo placer que derivo de esas expresiones —algunas más que otras, claro— sino también desde mi propio oficio, desde el periodismo, desde la palabra escrita, acercamiento que ha creado vínculos de amistad con decenas de esos hacedores, algunos también más entrañables que otros, claro.

Cuando pienso en esto, no puedo menos que revalidar que el arte y quienes lo hacen han sido, son y serán algo esencial para mí como generosos pobladores de mi vida y mi entorno.

Y digo “esencial” consciente de la relatividad que entraña esta palabra que tan ligeramente usan los miembros de la Junta de Control Fiscal al exigir que el gobierno defina cuáles son las prioridades presupuestarias de Puerto Rico.

Y digo “esencial” con escalofrío, consciente de que lo que esta palabra aplicada al arte significa, no solo para mí, sino para una parte importante de quienes vivimos en esta isla, no es lo mismo que para la mayoría de los políticos que —convertidos en parte del gobierno— tienen la responsabilidad de decidir —con su noción de lo que es “esencial”— el presente y futuro del quehacer artístico y cultural que se gesta en la colonia.

¿Cómo una pintura o una sinfonía o un ballet pueden ser “esenciales” para estos señores y señoras si para ellos los museos, las galerías, la Sala Sinfónica o un estudio de danza son terrenos desconocidos donde jamás han puesto un pie?

Pienso en esto mientras leo a Mariela Fullana, quien escribe que la Escuela de Artes Plásticas lleva a cabo una campaña de recaudación de fondos para subsistir.

Y me doy cuenta de que, si decir “esencial” me da escalofrío, más me da decir “gobierno”.

Otras columnas de Mario Alegre Barrios

martes, 17 de octubre de 2017

Hace justamente cuatro semanas

Llevo días intentando escribir algo que nada tenga que ver con el huracán, algo que por unos minutos me aparte de este pantano en el que el tiempo parece ir más lento, sobre todo por las noches, cuando la oscuridad temprano comienza y tarde termina. Doce horas fantasmales en las que –por más cansado que esté el cuerpo–

martes, 26 de septiembre de 2017

Contar, abrazar

El periodista Mario Alegre insta a contar las benciones propias y abrazar al que padece

💬Ver 0 comentarios