Karla Angleró González

Tribuna Invitada

Por Karla Angleró González
💬 0

El golpe a las Pymes

La prensa reseñó recientemente el estimado del presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD) sobre las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en Puerto Rico que han dejado de operar luego del paso del huracán María. El CUD informó que el número de Pymes cerradas es de 7,000, destacando que solo en Yabucoa, primer municipio impactado por el ciclón, existen más de 400 Pymes actualmente cerradas.

Las Pymes representan un importante sector económico de Puerto Rico, tanto en términos sociales como políticos, ya que su desarrollo contribuye a diversificar las fuentes de producción y de empleo. Más importante aún, las Pymes contribuyen a dar sustento a grupos y poblaciones que se encuentran fuera de la influencia de las empresas de mayor tamaño. Datos estadísticos reflejan que por cada pequeña y mediana empresa que cierra se pierden 7 empleos (6.92) directos. Esto representa que, de 7,000 Pymes cerradas, se han perdido 49,000 empleos directos.

En agosto de 2017, un estudio comisionado por el propio CUD a la UPR y a la Universidad de Monterrey reflejó que en Puerto Rico el 51 por ciento de las Pymes se encuentra en una etapa intermedia en los niveles de sustentabilidad. Por esto, incentivar las Pymes es vital para nuestro desarrollo económico.

Echando un vistazo al presupuesto asignado a la Compañía de Comercio y Exportación de Puerto Rico (CCE). El presupuesto presentado para el programa de Empleo Directo al Centro Urbano (EDCU) de la CCE, el cual brinda incentivos salariales a las Pymes (de hasta $2.75/hora por empleado), es de $600,000. Asignando $5,000 a cada Pyme, se incentivarían solo 120 negocios de 7,000 que aún no han podido abrir. A modo de contraste, el presupuesto de la Junta de Supervisión Fiscal es de $60 millones y solicitan un aumento. Este aumento puede ser dirigido a aumentar los incentivos para las Pymes, recuperando y desarrollando la cantidad de personas empleadas en el país.

La importancia económica de apuntalar el desempeño de las Pymes es imperativa, cuyo progreso contribuirá a crear plazas de trabajo y ampliar los recaudos del gobierno. Nuestros esfuerzos deben ir dirigidos al desarrollo económico, por lo tanto, una propuesta para esforzar el cumplimiento de la Ley 62-2014 (Ley de apoyo a la microempresa y al pequeño y mediano comerciante) y la asignación de más recursos es estrictamente necesaria si queremos realmente levantar al país.


Otras columnas de Karla Angleró González

💬Ver 0 comentarios