Aníbal Acevedo Vilá

Tribuna Invitada

Por Aníbal Acevedo Vilá
💬 0

El golpe de estado de Rivera Schatz

Ante el colapso del desgobierno de Ricardo Rosselló, se ha hecho más que evidente la incapacidad del Partido Nuevo Progresista para gobernar.  El pueblo se equivocó en 2016 con todo el equipo del PNP que llevó al poder.  

En ese vacío de liderato, con la comisionada residente Jenniffer González desaparecida y los alcaldes pusilánimes, el único que tiene un plan es Thomas Rivera Schatz.  Y es sencillo, pero maquiavélico: un golpe de estado para quedarse -de facto- con la gobernación.

Los golpes de estado no los da una persona sola. Para hacerlo cuenta con un grupo de personas (en la mayoría de los casos militares), que tienen, coyunturalmente, la fuerza para llevarlo al poder.  Mientras el país prestaba atención a la posibilidad de que Wanda Vázquez se convirtiera en la gobernadora que remplace a Rosselló, y ahora pendiente a Pedro Pierluisi, Tommy estaba y está ejecutando su plan.

  Para eso, como en los golpes de estado, no necesita apoyo del país ni de la mayoría de la base del PNP.  Necesita a la cúpula (enajenada) de ese partido y, evidentemente, la tiene.  Además de eso, tiene el silencio, por miedo o por intereses mezquinos, de sectores amplios del espectro político, social y económico de Puerto Rico.

 Mientras el martes, hasta las 5:00 pm, se rumoraba que Rosselló iba a nombrar a Tommy como su sucesor, muy pocas voces salieron a oponerse.  Y muchos piensan que con la sorpresiva nominación de Pedro Pierluisi el plan de Tommy fracasó. Pero se equivocan; sigue en marcha porque su paciencia y su determinación (obstinación) son su fuerza.

Ahora, la primera parte del plan es colgar la nominación de Pierluisi.  Eso obligará a Wanda Vázquez a asumir la gobernación el viernes a las 5:01 pm.  Si Wanda renuncia, el plan se acelera.  El secretario de educación, Eligio Hernández, que por mandato de ley sería el gobernador porque es el siguiente en la línea de sucesión luego de la secretaria de justicia, es un activista del PNP y es fácil anticipar que, respondiendo a los reclamos de la cúpula, nombraría a Tommy secretario de Estado, para cederle la gobernación, rápidamente.

Si, por el contrario, Wanda decide asumir el cargo, no va a poder gobernar.  A parte del repudio del país, no tendría apoyo político dentro del PNP, todos sus nombramientos tendrían que ser confirmados por el Senado de Tommy y ni hablar de su agenda legislativa.  

En otras palabras, con Wanda en La Fortaleza, Tommy sería el gobernador de facto desde el Senado.  Pero si insiste en el banquete total, sacar a Wanda de su silla no sería tarea difícil.  La mera amenaza de iniciar un proceso de residenciamiento (para lo cual puede haber base) sería más que suficiente para que Wanda, que no quiere ser gobernadora, renuncie al cargo.  Y nuevamente, lo que quiere Tommy estaría en manos de Eligio Hernández.

Lamentablemente, el país no tiene las herramientas constitucionales para forzar otras soluciones a esta crisis.  Todas las opciones pasan por las manos del PNP y las de Tommy.  En este momento, las opciones son Pierluisi o Tommy. 

 A los que abogan por colgar a Pierluisi, les hago la pregunta: ¿y cuál es su plan para detener a Tommy?

Otras columnas de Aníbal Acevedo Vilá

miércoles, 31 de julio de 2019

El golpe de estado de Rivera Schatz

Acevedo Vilá detalla la estrategia del presidente del Senado para quedarse con el poder del gobierno en Puerto Rico tras la salida de Rosselló

jueves, 11 de julio de 2019

Gobernar como en Las Vegas

Aníbal Acevedo Vilá declara que "el gobernador ha convertido la secretividad, el insulto, la homofobia, el sexismo y la trivialidad, en política institucional de su gobernación. Y ni hablar de la corrupción".

martes, 11 de junio de 2019

Puerto Rico no está suplicando la estadidad

Aníbal Acevedo Vilá señala que Antonio Weiss reconoce que el tema de autodeterminación de Puerto Rico implica complicados asuntos económicos, culturales y de identidad

💬Ver 0 comentarios