John A. Regis

Tribuna Invitada

Por John A. Regis
💬 0

El gran paso hacia la anexión a Estados Unidos

Los resultados del plebiscito del pasado domingo, 11 de junio tienen que ser vistos como una gran victoria del ideal de la estadidad que sobrepasó medio millón de votos y obtuvo más del 97% de estos.

Ello se logró a pesar de los obstáculos e inconvenientes, tales como la falta de una respuesta del secretario de Justicia federal, el que la consulta no coincidiera con una elección general, el territorio estar bajo una crisis fiscal y bajo una Junta de Control Fiscal, la gran pérdida poblacional y la abstención o boicot del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y el Partido Popular Democrático (PPD).

El Partido Popular siempre usa una estrategia para entorpecer o torpedear el proceso, ya que no puede alcanzar una mayoría y sus miembros saben que perder el plebiscito conlleva un cambio de estatus. Por eso en 1998 votaron por la columna “Ninguna de las Anteriores”, en 2012 echaron papeletas en blanco y ahora, en 2017, se abstuvieron boicoteando el proceso.

Sencillamente, saben lo que pasaría si participan en una elección, y hacen todo lo posible para disuadir o desanimar la participación, crear apatía y confusión en el proceso, tratando de invalidar los resultados aquí y en la capital estadounidense.

Hasta el ideal de la libre asociación, que no anunció un boicot al plebiscito, sufrió una enorme merma en sus resultados al obtener menos del 1.5% o solo 7,779 votos. En el plebiscito de 2012, la libre asociación o Estado Libre Asociado (ELA) Soberano, obtuvo el 33% de los votos, lo que evidencia también la gran confusión del pueblo estadolibrista entre el ELA territorial y el ELA Soberano.

El voto de más de medio millón de electores que favorecieron la estadidad es un número significativo a pesar de los grandes obstáculos e inconvenientes, comparado con los resultados de muchos estados al entrar a la unión Americana.

En 1940, Hawái comenzó su proceso de admisión con un 35% de votos a favor, y en 1946 Alaska comenzó su proceso obteniendo el 21%. Wisconsin inició su proceso de incorporación en 1848 con 17%, y Arizona, uno de los estados con mayor población hispana, con solo el 8% del apoyo.

Durante los pasados años se ha hablado de los avances del movimiento estadista. Unos alegan que es una cuestión de derechos civiles, y tienen razón. Otros hablan de igualdad y justicia, y también tienen razón. Algunos alegan beneficios adicionales y fondos adicionales con una igual participación en programas federales.

El problema principal que tenemos en Puerto Rico es el modelo económico bajo un territorio que no brinda los elementos necesarios para lograr un real crecimiento.

Todavía hay quien insiste en que el estancamiento económico comenzó con la eliminación de la Sección 936 del Código de Rentas Internas Federal. Es cierto, la crisis comenzó al mismo tiempo que se eliminó la 936, pero el problema lo causó la implementación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés), el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-DR, por sus siglas en inglés, y otros convenios a causa de los cuales se fueron cientos de miles empleos de la Isla y de los Estados Unidos a otros países.

Luego de casi 119 años experimentando toda posible estructura de desarrollo, nos encontramos en la peor situación en nuestra historia. No podemos seguir haciendo lo mismo por más tiempo y pretender obtener resultados distintos. El mundo ha cambiado. Nosotros tenemos que cambiar.

Tenemos que cambiar el status de Puerto Rico para poder implementar un modelo económico más al día y que nos brinde un crecimiento real.

Necesitamos un status digno, de igualdad, que nos ofrezca la representación en el Congreso que merecemos. Una representación que nos permita asegurar los beneficios iguales que los de todos los estados, mejores proyectos de infraestructura, más vivienda, paridad en salud, mejor educación y la creación de más empleos. Todo ello resultará en mejor calidad de vida.

Esperemos que los resultados de este plebiscito sean el comienzo de esa mejor calidad de vida.

Otras columnas de John A. Regis

martes, 4 de septiembre de 2018

El legado de McCain

John A. Regis, presidente de Puerto Rico-USA Foundation, destaca las contribuciones del fallecido senador republicano

miércoles, 25 de julio de 2018

¿Celebrando el ELA?

John A. Regis, Jr., presidente de Puerto Rico-USA Foundation, explica lo que consiedra el fracaso del status de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios