Alberto Morales Aponte

Tribuna Invitada

Por Alberto Morales Aponte
💬 0

El gran valor de la vida y la ayuda para preservarla

Esta semana se conmemoró el Día de la Prevención del suicidio, un tema que debe tratarse de manera muy seria pues muchos se pueden prevenir se se presta la atención necesaria y se toma la acción requerida.

Hay muchas señales que una persona deprimida y con ideaciones suicidas podría manifestar y al respecto hablaré en esta columna, para que así se puedan identificar y tomar las medidas necesarias para salvar vidas. Previamente es relevante conocer la magnitud del problema.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 800,000 personas cometen suicidio cada año a nivel mundial, lo que estadísticamente representa una muerte cada 40 segundos, siendo la segunda causa de defunción entre las edades de 15 a 29 años. La mortalidad por suicidio supera anualmente la mortalidad total causada por las guerras y los homicidios.

A continuación, cito datos de la página oficial del Departamento de Salud, la cual a su vez hace referencia de un informe obtenido a través del Programa “File Maker Instant Web Publishing” del Instituto de Ciencias Forenses de Puerto Rico.

En nuestra isla han ocurrido un total de 5,187 muertes por suicidio en un lapso de 16 años, lo que estadísticamente equivaldría a un promedio anual de 305 suicidios desde el año 2000 al 2016, hasta julio 2017 se han reportado 133 casos. Estas cifras son sumamente alarmantes, ya que equivaldría a una tasa de 8.2 muertes por cada 100,000 habitantes. También cabe señalar que desde el 2011 al 2015, el 80% de la mortalidad por suicidio ocurrió por varones, y en el 2016 esa cifra aumentó a un 90%. 

En cuanto al grupo de edad de personas que cometieron suicidio, desde el 2011 al 2014 las cifras más elevadas fueron entre las edades de 45 a 59 años, a diferencia de los dos años posteriores donde las edades que registraron el mayor número de suicidios fueron entre los 80 y 84 años de edad. Durante los últimos ocho años, la forma más común de suicidio entre ambos géneros lo ha sido el ahorcamiento, representando el 76% de los casos registrados en dicho período, seguido por el uso de armas de fuego con un 12%. En el año 2016 la región de Mayagüez fue la que reportó más casos de dicha índole, seguido a su vez por Arecibo y Bayamón.

En la Línea de Primera Ayuda Psicosocial de Administración de Servicios de Salud Mental y contra la Adicción (Assmca), mejor conocida como Línea PAS, por sus siglas, reportó haber atendido para el año 2015 un total de 3,318 casos de intento suicida, elevándose dramáticamente esta cifra en el año 2016, a un total de 5,370 casos (2,052 casos más que el pasado año). El Centro de Control de Envenenamiento de Puerto Rico, también reportó cifras alarmantes de personas atendidas por motivo de intento suicida, indicando que para el año 2015 atendieron un total de 1,642 casos y en el 2016, fueron atendidos 1,192. Actualmente hay casos de muerte bajo investigación, lo cual podría reflejarun aumento de casos de suicidio en informes estadísticos futuros donde se incluyen los años mencionados.

Las siguientes son señales que podría presentar una persona con pensamientos suicidas:

Verbaliza poco interés hacia la vida

Comienza a regalar sus pertenencias

Se percibe triste y/o lloroso

Pérdida de interés en las actividades que le gustaban

Problemas para conciliar el sueño

Pérdida de apetito

Problemas en el trabajo o escuela

Conducta autodestructiva, como consumir alcohol en exceso o drogas, realizar deportes extremos sin la protección requerida, conducir a exceso de velocidad y de manera intimidante, sin tomar las medidas necesarias.  

Cambios repentinos de comportamiento

Dificultad al concentrarse

Baja autoestima

Ser víctima de acoso laboral (Mobbing) o acoso escolar (Bullying)

¿Qué hacer ante una persona que presenta pensamientos suicidas?

Debe llevarse a la persona que presente pensamientos suicidas a una evaluación de emergencia en un hospital psiquiátrico, donde recibirá una evaluación y el tratamiento necesario para su estabilización psicológica y emocional.

¿Qué hacer si la persona que presenta las ideas suicidas, pero no se encuentra voluntaria a recibir la ayuda de salud mental?

La Ley 408 (Ley de Salud Mental de P.R.), del 2000, establece el ingreso involuntario a un hospital psiquiátrico de una persona que necesite ser estabilizada mentalmente.

La persona peticionaria debe acudir al Tribunal de Primera Instancia (más cercano al paciente) a la Sala de Investigaciones. Completar el formulario para solicitar dicha orden.

Una vez el juez haya emitido la orden, el solicitante debe llevar la copia de la misma al cuartel del policía más cercano al paciente, donde se coordinará con la policía y la ambulancia el traslado del paciente.

Una vez el paciente llegue a la institución mental, le corresponde a esta última evaluar al paciente y ofrecerle los servicios necesarios para su estabilización mental.

Algunas agencias y programas de ayuda 24 horas a los cuales puede comunicarse de necesitar ayuda de emergencia u orientación sobre el suicidio.

Línea de Primera Ayuda Psicosocial de ASSMCA (Línea PAS) 1-800-981-0023.

Proveen servicios de desahogo, consejería, orientación y coordinación de servicios de salud mental.

Centro para el Control de Envenenamiento de P.R. (Poison Help) 1-800-222-1222.

Manejan situaciones concernientes a envenenamientos e intoxicaciones.

Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad, 9-1-1

Centro de recepción de llamadas que ayuda al ciudadano a canalizar su emergencia con las agencias de respuestas correspondientes (Policía, Bomberos, Manejo de Emergencias Médicas y Emergencias Sociales, entre otras).

Otras columnas de Alberto Morales Aponte

viernes, 17 de noviembre de 2017

Urge atención ante el riesgo de conductas suicidas

El sicólogo Alberto Morales Aponte ofrece consejos para atender conductas que pueden reflejar un problema de salud mental que puede ser tratado para procurar mejor calidad de vida tras el daño del huracán

miércoles, 18 de octubre de 2017

La salud mental después del golpe del huracán

Después del ciclón María, las emociones hay que trabajarlas constantemente, ya que si las acumulamos, en algún momento pueden provocar ansiedad u otros trastornos, advierte el doctor Alberto Morales.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Lo que María nos devolvió

El sicólogo Alberto Morales Aponte reflexiona sobre las cosas positivas que afloran tras la devastación provocada por el huracán María

lunes, 18 de septiembre de 2017

Decepción para los fanáticos

El doctor Alberto Morales comenta sobre las carteleras boxísticas estelares recientes que considera de mala racha para los aficionados

💬Ver 0 comentarios