Josué Montijo

Buscapié

Por Josué Montijo
💬 0

El huevo de fin de año

Faltan seis minutos para las doce de la medianoche. Estamos de fiesta y a punto de caramelo para que culmine el año y rebasemos esa frontera numérica que tantas emociones y expectativas nos crea.

En la radio suena “Devórame otra vez”, versión Lalo Rodríguez, cuando la dueña de la casa, cubana de 39, saca un huevo de gallina. Lo trae en su mano, crudo y en su cascarón. Ha llegado el momento del ritual.

Pensaba que lo había visto todo a la hora de despedir el año. Las doce uvas blancas, las lentejas, las ollas llenas de agua que se avienta por puertas y ventanas, la maleta que se pasea por la casa para viabilizar viajes, el dinero en el bolsillo para atraer prosperidad, la ropa interior roja, el postre preferido después de la medianoche para atraer el amor y la dulzura, los baños de san Miguel para romper la maldad o el de san Rafael para la buena salud, los sahumerios de yerbas e incienso y por ahí que no acabo nunca. Todos acompañados de una gran dosis de fe, clave esencial en la gestión.

Pero el huevo me era insospechado.

Según me explicaron, el huevo se utiliza para hacerse una limpieza de las energías negativas del cuerpo. La tradición religiosa manda que, luego de usarse, el huevo debe tirarse en un cruce de cuatro esquinas o al monte. Al romperse, lo que es obligatorio, se anula la maldad envuelta.

Y a punto de cumplirse las doce campanadas veo cómo a todos los presentes le pasan el huevo. Primero a los niños -cabeza, abdomen, espalda y pies- y luego a los adultos. Cuando toca mi turno, dejo que ella haga lo suyo. Al fin y al cabo, pongo toda mi fe en que el nuevo año nos sea uno mucho mejor para todos.

Otras columnas de Josué Montijo

domingo, 7 de enero de 2018

El huevo de fin de año

El escritor Josué Montijo describe el ritual del huevo en la despedida de año.

viernes, 29 de diciembre de 2017

Tentación

El escritor Josúe Montijo reflexiona sobre las características de la tentación y cómo el ser humano sucumbe ante su encuentro.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

La maravilla del mercado

El escritor Josué Montijo dice que The Fragment Room es una idea para reinventar el maltrecho comercio y las frustraciones boricuas.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Isla cupcake

El profesor Josué Montijo expone el golpe ciclónico en la isla como un dulce bizcocho al que de golpe y porrazo le despojan de su hermoso "frosting"

💬Ver 0 comentarios