Carl Soderberg

Tribuna Invitada

Por Carl Soderberg
💬 0

El huracán y la escasez de agua

Al momento de escribir esta columna, el Monitor Federal de Sequía informa niveles anormalmente bajos de lluvia en el 76% del territorio de Puerto Rico. Cabe señalar que la calificación “niveles de lluvia anormalmente bajos” se refiere a una comparación con la poca lluvia que usualmente experimentamos en esta época seca del año. Además, este funcionario federal informa que el 8% del territorio de la isla ya sufre de sequía moderada. Esto quiere decir que si siembras, y no riegas agua, no se da el cultivo.

¿Qué tiene que ver el huracán María con el déficit de lluvia? Nada. El huracán María sí incide significativamente sobre la posibilidad de un racionamiento. Les explico.

Durante e inmediatamente después del paso del ciclón sobre Puerto Rico literalmente cayó un diluvio. En algunos lugares se registraron 40 pulgadas de lluvia. Eso equivale a más de la mitad del promedio de lluvia que cae sobre la isla en un año. Como todos sabemos, estas lluvias torrenciales causaron inundaciones catastróficas, como la que sufrieron los residentes de Levittown. Lo que no es tan obvio es que estas lluvias torrenciales causaron un tsunami de sedimentos que llegaron hasta nuestros embalses, reduciendo aún más su capacidad para almacenar agua.

Antes de la sequía severa de 2015, el embalse Carraízo ya había perdido más de un 40% de su capacidad. El embalse Dos Bocas, que suple al Superacueducto, había perdido el 63% de su capacidad por la sedimentación. Que yo sepa, aún no se ha determinado cuanto más ha mermado la capacidad de almacenamiento de estos y otros embalses debido al huracán María. Sí les puedo anticipar que se ha perdido una porción adicional significativa.

¿Cuál es el impacto sobre nosotros? Esta situación adelantará el inicio del racionamiento, si continúa el patrón anormalmente seco, porque las reservas de agua en los embalses son menores gracias a la mayor cantidad de sedimentos acumulados.

El impacto de María sobre las reservas de agua es mayor. Recuerden que, según las autoridades, el huracán arrancó de cuajo a 32 millones de árboles y partió una cantidad similar de árboles. Esto significa que cada vez que llueve intensamente, se arrastra una cantidad mayor de sedimentos a los embalses, reduciendo todavía más la capacidad perdida por el tsunami de sedimentos durante el huracán. Dicho sea de paso, estos sedimentos también llegan a nuestras costas, donde amenazan de muerte a los arrecifes de coral. El sedimento es puro veneno para los corales.

El huracán impactó la represa del embalse de Guajataca. El Cuerpo de Ingenieros implantó medidas temporeras para estabilizar la situación. Faltan los remedios de envergadura para restaurar la seguridad de la represa. Mientras tanto, el nivel de agua tiene que mantenerse bajo. Debido a los niveles anormalmente bajos de lluvia y a la sedimentación adicional ocasionada por el ciclón María , 300,000 personas que obtienen agua de ese cuerpo de agua están al filo de un racionamiento. De hecho, los agricultores del noroeste ya pusieron el grito en el cielo porque no reciben agua suficiente para sus cultivos.

El dragado de los embalses desafortunadamente no se podrá realizar para este episodio de sequía. Asumiendo que FEMA autorice los fondos solicitados, los permisos locales y federales tomarán tiempo. Además, las licitaciones de contratos multimillonarios para los dragados tardarán también por la supervisión extrema que ejercerán múltiples agencias federales.

El huracán María sigue pasando factura, y por lo visto, continuará pasando factura por muchos años al pueblo de Puerto Rico si no le damos la importancia que merece a la reconstrucción de la infraestructura verde.

Otras columnas de Carl Soderberg

viernes, 3 de mayo de 2019

La tragedia de los jacintos

Existen varias versiones de cómo el jacinto de agua o lirio acuático, una especie oriunda de Suramérica, fue introducido a Puerto Rico a principios de la década del 1950. Una de las versiones es que esta planta acuática fue traída a la isla para embellecer los estanques, charcas y embalses con la linda flor lila que brota de la planta.

💬Ver 0 comentarios