José Aponte Hernández

Tribuna Invitada

Por José Aponte Hernández
💬 0

El inmovilismo del liderato popular

En los últimos días el pueblo de Puerto Rico ha sido testigo de cómo el liderato fraccionado del Partido Popular Democrático ha intentado, uan vez más, mantener su deseo de gobernar lo ingobernable, la colonia, mediante estrategias que buscan retrasar la solución del principal problema que nos afecta como pueblo: el estatus politico.

El más reciente intento de evitar confrontar este asunto es la iniciativa propuesta por algunos oficiales electos del PPD de dañar las papeletas en el plebiscito del 11 de junio. Esta idea, la cual no fue rechazada por el actual presidente de esa colectividad, Hector Ferrer, no es otra cosa que invitar a los populares a votar en contra de la unión permanente con los Estados Unidos.  No existe otra manera de verlo.

Este es el segundo llamado de miembros del PPD a votar por la separación. Hace un mes, un grupo de populares se unieron al Partido Independentista Puertorriqueño en su búsqueda por la separación de los Estados Unidos. Estos dos sucesos refuerzan lo que ya muchos en Puerto Rico conocen, que ese partido se ha vuelto un movimiento separatista, liderado por personas que creen en la independencia para la Isla.

En años recientes hemos visto como las voces de los llamados lideres centristas del PPD se han ido silenciando por ese nuevo grupo de llamados ‘soberanistas’, que no son otra cosa que personas que anhelan la separación. A este grupo de populares tenemos que añadirle los que ahora quieren quedarse en sus casas boicotear el plebiscito porque no quieren que gane la unión permanente.

Esos que impulsan esta opción también están en contra de todo lo que representa esa unión con los Estados Unidos. Una unión que muchos populares atesoran, respetan y sé que lucharan por ella. Mi exhortación a esos miembros del PPD que creen en la unión permanente es a que salgan a votar para defenderla.

La unión permanente con Estados Unidos, eso es lo que está en juego el 11 de junio. Ese dia el pueblo tiene ante si dos opciones claras. La primera es la estadidad, la única que, no sólo garantiza la unión permanente y la ciudadanía americana, también la continuidad de todos los programas federales en Puerto Rico, incluyendo el Programa de Asistencia Nutricional (PAN), Medicaid, Medicare, programas para la compra de hogares y hasta el sistema postal.

Por otra parte, está la independencia y la libre asociación, opciones que ahora son abrazadas, de manera abierta, por el partido popular y las cuales representan la total separación de los Estados Unidos.

Los caminos están definidos, llegó la hora que el pueblo, el soberano, decida su rumbo. La estadidad, la unión permanente, o la independencia en cualquiera de sus modalidades, que es la separación, para las cuales el liderato del PPD impulsa su respaldo mediante: dañar las papeletas, la abstención y el voto directo por la libre asociación/independencia.

Otras columnas de José Aponte Hernández

miércoles, 18 de julio de 2018

Tiempo de actuar por la estadidad

El representante José Aponte Hernández llama a trabajar para convertir a Puerto Rico en el estado 51 de Estados Unidos

miércoles, 27 de junio de 2018

Estadidad al alcance de nuestra generación

El expresidente de la Cámara, José Aponte, resalta la lucha firme de los puertorriqueños para reclamar la estadidad y sus derechos como ciudadanos americanos, orgullosos de pertenecer a los Estados Unidos

💬Ver 0 comentarios