Hernán Padilla

Tribuna Invitada

Por Hernán Padilla
💬 0

El intolerante Donald Trump

Cito el reciente editorial de El Nuevo Día: “Tras reaccionar tarde y desacertadamente a los actos de barbarie cometidos por neonazis y supremacistas blancos el presidente Trump ha entrado en una espiral de descalificaciones y violencia verbal…”

Exalumnos de la Universidad Evangélica “Liberty” declararon que las expresiones de Donald Trump no eran compatibles con los valores de la Universidad y que devolverían sus diplomas de Liberty. Los miembros del Comité Asesor Evangélico de Casa Blanca también renunciaron por razones similares.

Reaccionando a Trump, veinte organizaciones caritativas que tenían eventos para levantar fondos en Mar-a-Lago, propiedad de Trump, también cancelaron eventos, entre ellos la Cruz Roja Americana, Salvation Army, Cleveland Clinic, American Cancer Society y el Kravis Center.

El presidente disolvió tres consejos asesores de Casa Blanca y canceló su participación en el “Kennedy Center” para honrar a los artistas, porque los miembros del Comité para las Artes y Humanidades renunciaron por sus expresiones. Simultáneamente, disolvió el Consejo Asesor sobre el Cambio Climático.

La reacción negativa de congresistas y senadores fue contundente. El senador republicano de Tennessee, Bob Corker dijo que Trump no ha mostrado estabilidad y competencia para tener éxito como presidente. El congresista demócrata de California, Adam Schiff, y su homóloga Jackie Speier enfatizaron su estabilidad mental.

Algunos republicanos están preocupados de que Trump haya causado un gran daño al Partido Republicano (GOP, por sus siglas en inglés) para el futuro. Resaltaron las críticas de los expresidentes George H.W. Bush y George W. Bush, el presidente cameral Paul Ryan, el líder de la mayoría en el Senado federal Mitch McConnell y el excandidato presidencial Mitt Romney.

La relación entre el presidente y los senadores republicanos continúa deteriorándose. Bob Corker criticó a Trump por improvisar su reacción hacia el líder norcoreano Kim Jong-un, cuando Trump dijo que Corea del Norte sería atacada con “fuego y furia como el mundo nunca ha visto”. James Lankford criticó a Trump por no haber censurado abiertamente a los supremacistas. Jeff Flake advirtió que el conservadurismo se afectaba por las fuerzas nacionalistas y de xenofobia que respaldaron a Trump.

Mientras, el senador Lindsey Graham dijo que las expresiones de Trump sobre los eventos en Charlottesville motivaban a grupos supremacistas. Paul Ryan dijo que las expresiones de Trump fueron “moralmente ambiguas” y que no podía haber “ambigüedad moral” cuando se denuncia el prejuicio, intolerancia y supremacía blanca. En respuesta, Trump demostró ser vengativo y autoritario contra McCain, Flake, Murkowski, Graham y McConnel. Ahpra los amenaza con cerrar el gobierno federal si no aprueban fondos para su muralla.

En el caso de Charlottesville, Trump le echó leña al fuego de la división y la polarización social y política. Como resultado, la aprobación de Trump ha caído a menos del 40% en encuestas realizadas por NBC News y Marist en Michigan, Pennsylvania y Wisconsin, estados en los que prevaleció en la elección de 2016.

Otra encuesta por Quinipiac reveló que 62% de los entrevistados cree que Trump no provee liderato moral y que sus acciones dividen a la nación. Solamente 35% aprueba su trabajo. Mario Ramos Méndez dijo que el populismo reaccionario de Trump no tiene cabida en el espíritu americano.

Así las cosas, Puerto Rico tiene muy poco que agradecerle a Trump. El fiscal general Jeff Sessions no validó el plebiscito a pesar de que acató las observaciones de Justicia federal. Tampoco han apoyado la lucha por la igualdad y un trato justo en las agencias federales. No han ayudado a Puerto Rico para resolver la crisis fiscal que surgió bajo el mandato colonial ni han provisto fondos para la infraestructura o auspiciado un desarrollo económico auto sostenible.

La inacción federal ha motivado al gobernador Ricardo Rosselló a crear un “Frente Unido por Puerto Rico para cabildear para que incluyan a Puerto Rico en la Reforma Contributiva federal, incentivos contributivos como ‘Child Tax Credit’ y seguro social suplementario (SSI), y trato igual en salud, Medicare y Medicaid. A pesar de todo, tenemos confianza en las instituciones federales y prevaleceremos.

Otras columnas de Hernán Padilla

lunes, 11 de septiembre de 2017

Se requiere agente fiscalizador

El médico Hernán Padilla sostiene que Puerto Rico requiere un agente fiscalizador independiente

lunes, 28 de agosto de 2017

El intolerante Donald Trump

El médico Hernán Padilla analiza las conductas y erradas decisiones del presidente Donald Trump

lunes, 14 de agosto de 2017

Los 50 años del PNP

El médico Hernán Padilla reflexiona sobre la colectividad y su misión a medio siglo de fundada

lunes, 31 de julio de 2017

La estocada final al ELA

Desde la aprobación de la Ley federal PROMESA el ELA ha sufrido su última estocada y la isla ha visto que el status es un obstáculo en el desarrollo, arguye el médico Hernán Padilla.

💬Ver 0 comentarios