Carlos Delgado Altieri

Punto de vista

Por Carlos Delgado Altieri
💬 0

El juego de sillas en el PNP afecta la economía

Como líder, me ha quedado bastante claro el reclamo que el país nos ha hecho en las pasadas semanas. Lo podemos resumir en una sola afirmación: unidad de propósitos. Una recuperación real como país, un crecimiento económico integrado, servicios esenciales de calidad, en fin, una acción gubernamental contundente para garantizar las necesidades del pueblo.

La conferencia de prensa de ayer del liderato del Partido Nuevo Progresista claramente denota que han hecho caso omiso y no han aprendido nada de los recientes acontecimientos. Los principales líderes del PNP continúan poniendo sus ambiciones personales por encima del país, sin entender que Puerto Rico necesita estabilidad y paz. 

Tampoco han entendido separar lo que es gobierno de lo que es partido. Utilizando burdamente el Capitolio como sede de su partido, reunieron al directorio del PNP, sin ningún pudor, para tratar de resolver su juego de sillas que evidentemente no ha terminado. Simple y sencillamente, usaron la rotonda que protege nuestra constitución como sede de la “Palma”. La misma constitución que criticaban y desvirtuaban, la invocaban para autoproclamarse “vencedores” sobre Pedro Pierluisi y amenazantes contra el tercer gobernante en lo que va de cuatrienio, la licenciada Wanda Vázquez.

Lamentablemente para nuestro país, la crisis política de esta administración no ha terminado. Ahora entra a este nefasto juego la comisionada residente Jenniffer González para, junto al presidente del Senado, declararle la guerra a la gobernadora Wanda Vázquez, quien tampoco es bien vista por el pueblo por su pobre desempeño como secretaria de Justicia. 

Y mientras el PNP se pelea por puestos y acomodos políticos, los gremios empresariales han comenzado a reportar públicamente el daño económico que esta inestabilidad administrativa y gubernamental les ha causado a sus negocios. Esto se le añade al estancamiento en la inversión de capital y el mercadeo negativo del país como destino turístico. La crisis política, económica y social es evidente. Muchas personas dentro del PNP pudieron haber dado un paso al frente, ya que contaban con la experiencia y cualidades para llevar las riendas del país. Sin embargo vimos como prefirieron observar la debacle gubernamental desde la comodidad de sus puestos. 

El Partido Popular Democrático tiene la obligación de mirarse en este espejo y no puede darse el lujo de comportarse como un partido tradicional. Su carta de presentación tiene que garantizar esa paz y estabilidad que el pueblo ha reclamado. 

Puerto Rico necesita estar en manos de un buen administrador que pueda ejecutar una política pública con resultados y con la experiencia para enfrentar el momento histórico que hoy atravesamos. Como alcalde por los pasados 19 años, entendí injusto quedarme en Isabela a observar como el país se hunde ante una administración inexperta y que poco respeta las exigencias de nuestro pueblo. No nos podemos aferrar a la comodidad de los puestos. Demos un paso al frente poniendo a la disposición nuestras capacidades que tanto el país necesita.

Otras columnas de Carlos Delgado Altieri

viernes, 9 de agosto de 2019

El juego de sillas en el PNP afecta la economía

Charlie Delgado Altieri declara que mientras la Palma se pelea por acomodos políticos, las empresas reportan el daño económico provocado por la inestabilidad

💬Ver 0 comentarios