Norman H. Dávila

Tribuna Invitada

Por Norman H. Dávila
💬 0

Elliott el deportista, humanista y salsero

Cuando muere una persona, lo normal es que deje un vacío entre sus seres queridos. Lo usual es que recordemos sus mejores atributos. Sus mejores momentos.

En el caso de Elliott Castro se complica todo esto. El tamaño del vacío es descomunal y recordar todos sus mejores momentos y atributos es tarea de titanes.

Elliott impactó primeramente el lugar donde se crió y del que nunca salió, Roosevelt. Sus amigos de la niñez lo fueron de por vida. Amigo fiel y desprendido como pocos. En el Colegio en Mayagüez, donde se graduó de ingeniero industrial, su liderato en los campos deportivos y políticos es recordado por todos los que tuvieron la suerte de compartir con el esos años. En la Sultana del Oeste dejó su marca, aunque el también fue marcado, esto por los macanazos que recibió en más de una ocasión.

Trabajó poco como ingeniero. Sus dotes de buen comunicador lo llevaron a convertirse en uno de los mejores narradores, comentaristas y periodistas de nuestra nación. Pero más que un gran profesional fue un gran humanista. Defendió siempre el derecho de Puerto Rico a mandarse a sí mismo y abogó por un sistema social más justo para las grandes mayorías.

Estuvo activo también en las luchas feministas y combatió siempre la homofobia y el racismo. Estuvo activo en la ayuda a presos y sus familiares, y en las causa de los patriotas encarcelados. Organizó programas deportivos en los sectores más pobres del país y en los últimos años llevaba a grupos de niños a los principales eventos deportivos, en coordinación con el Municipio de San Juan.

La música era otra de sus pasiones. No toda, era más que nada salsero. Muchas veces trabajó como animador en centros nocturnos donde se presentaban grupos musicales. Su desempeño en este campo, aunque menos conocido, era tan bueno como en el deportivo.

Espero que esto dé una idea del recorrido de Elliott por esta bendita tierra nuestra.

En lo personal, pierdo a un amigo y compañero de labores. Durante los últimos dieciocho años hemos compartido un espacio radial, además de múltiples transmisiones internacionales. Esto me dio la oportunidad de conocer de cerca a Elliott. También de quererlo y admirarlo.  

💬Ver 0 comentarios