Juan Zaragoza

Tribuna Invitada

Por Juan Zaragoza
💬 0

El mamotreto de la deuda

Por fin salió el tan esperado mamotreto de más de 600 páginas sobre el estudio de la deuda, encomendado por la Junta de Control Fiscal. Bueno, realmente, no tan esperado, porque todos sabíamos viniendo de donde viene, que distaría mucho de la tan necesaria auditoría de la deuda. Mi reacción inicial al verlo fue el temor de que lo vayan a cobrar por página, y no por contenido.

Confieso que fui uno de los tanto entrevistados por un par de abogados extranjeros, jóvenes y bien intencionados, pero sin la malicia suficiente para enfrentarse a la rebuscada trama de la historia de un crimen contra un país, donde a pesar de haber cientos de personas ensangrentadas en la escena del crimen, no existe ningún culpable. Los imagino oyendo las versiones de los políticos cantándose inocentes y culpando a su sucesor y de profesionales que pasaron por agencias y corporaciones públicas que no oyeron ni vieron nada raro.

La lectura a plazos del mamotreto (porque no hay quien le meta mano de corrido) nos enfrenta a conclusiones y comentarios que son tan vagos que solo pueden ser resultado de una de dos cosas, la falta de malicia para desenmarañar la escena del crimen o el instinto de supervivencia de los abogados que los obliga a concluir que no pueden concluir nada o señalar a alguien.

Niño símbolo de esto es concluir que no encontraron evidencia de que funcionarios del gobierno pensaran en algún momento que su interpretación de la limitación constitucional aplicable a la emisión de deuda era incorrecta. ¿Pero que esperaban ellos, un memorando legal recomendando buscarle la vuelta a la Constitución? Desde la creación de corporaciones públicas, para emitir su propia deuda, hasta el excluir del cómputo la deuda constitucional las deudas que el Estado Libre Asociado garantiza (y no es emisor original), históricamente se le ha interpretado liberalmente esta limitación. Más allá de una fórmula mal o bien interpretada, el issue aquí es si los que corrían las finanzas del país sabían que con cada deuda que se emitía, nos acercábamos más al abismo del impago.

No hay nada más que ver como se usaban las emisiones de deuda para pagar la nómina y otros gastos operacionales, para darnos cuenta, que había que ir más allá de la constitución y seguir el principio universal del buen gobierno.

En cuanto al Banco Gubernamental de Fomento, la evidencia apoya a una trama complicada. Funcionarios de primera que, ante el conflicto entre su rol de agente fiscal y el de prestamista, optaron por el segundo, principalmente debido a la influencia política de miembros de la Junta de Control Fiscal y empleados de “confianza” nombrados por La Fortaleza. El informe describe como el Banco Gubernamental de Fomento se alejó de su razón de ser, transformándose de un instrumento de desarrollo a un financiador de malas prácticas administrativas.

Son tantas las “conclusiones”, que tengo que escoger una última para terminar, aunque prometo continuar en otra columna. Esta es, la absolución ante falta de evidencia clara, que las casas acreditadoras pensaran en algún momento que la calificación que le daban a nuestras emisiones estaba inflada. De nuevo, y qué esperaban, un memorando donde se admitiera que la triple exención contributiva de nuestra deuda fungía como la virtud redentora ante la cual cedían señales cada vez más claras de que el baile estate a punto de terminar. En otras palabras, la exención, vistió de seda la mona (la deuda) y la convirtió en peluche.

El informe dista mucho de una auditoria de la deuda, pero sin adjudicar culpas por falta de evidencia, valida lo que muchos venimos diciendo hace mucho tiempo, que su magnitud es el resultado de un manejo irresponsable de las finanzas públicas.

En lo que acabo el mamotreto, solo quisiera que viniera un valiente y le dijera a esta firma investigadora, que no existe evidencia robusta que nos permita pagarles la factura.

Otras columnas de Juan Zaragoza

viernes, 2 de noviembre de 2018

El fin del impuesto al inventario

El exsecretario de Hacienda expone consideraciones para una futura eliminación del impuesto sobre la propiedad mueble, particularmente su componente relacionado al inventario, teniendo en cuenta fuentes de recaudos que reemplazarían lo que hoy genera ese tributo.

jueves, 1 de noviembre de 2018

La noche más oscura en el Capitolio

De acuerdo con Juan Zaragoza, la forma y el contenido de la llamada reforma contributiva evidencian la necesidad de cambiar la forma de gobernar en Puerto Rico

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Carimbo caribeño

Juan Zaragoza presenta su visión del flagelo del huracán María a Puerto Rico y sus habitantes como carimbo que produce una marca indeleble

💬Ver 0 comentarios