Irene Garzón Fernández

DE PRIMERA MANO

Por Irene Garzón Fernández
💬 0

El misterio del agua

A través de los siglos se ha investigado y escrito mucho sobre el agua, ese líquido imprescindible para la supervivencia de los seres vivos.

En la literatura, el agua, cuya fórmula química es H2O, ha sido tema de tramas novelísticas, teatrales y hasta popularizada en canciones como el famoso cuplé que cantaba Sarita Montiel y que decía: “agua que no has de beber, déjala correr, déjala, déjala”.

Aquí, por desgracia, el agua ni se bebió ni se dejó correr, como refleja el misterio de las miles de paletas de agua embotellada abandonadas en una pista de Ceiba en algún momento entre octubre y febrero –según unas y otras versiones—y destinadas a socorrer a decenas de miles de familias a las que el huracán María dejó desprovistas durante meses.

¿De quién es la culpa de que toda esa agua embotellada no llegara a los ciudadanos que la necesitaban y se haya dejado dañar a sol y sereno durante meses?

La pelota se la pasan entre agencias locales y federales, pero bastaría seguirle el tracto a los embarques para determinar quién falló y quién debe ser responsabilizado por el embrollo que ha alcanzado titulares aquí, en Estados Unidos y a nivel internacional.

Lo que sabemos es que las paletas de agua embotellada fueron solicitadas a la Administración de Servicios Generales de Estados Unidos. Las cajas de agua pertenecían a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), que las declaró excedentes y las botellas de plástico aparentemente se entregaron a agencias locales y municipios que, según versiones, se quejaron del mal olor del producto, probablemente debido a la exposición al sol y la lluvia durante meses.

La situación levanta muchas interrogantes. ¿Por qué no se repartieron las paletas de agua tan pronto llegaron a Puerto Rico? ¿Quién dio la orden de dejarlas a la intemperie en la pista de Ceiba en vez de almacenarlas bajo techo según alega FEMA que es la práctica con el agua que sirve?

Además, hay que preguntar qué agencias eran las responsables de la distribución y si se dejaron las paletas sin repartir por un olvido o por una directriz específica.

Este increíble hallazgo de 20,800 paletas de agua embotellada es una más de las tristes secuelas del huracán María que, según investigaciones recientes, tuvo un saldo de alrededor de 3,000 muertes directas o indirectas.

Cada vez que se anuncia una tormenta, los ciudadanos corren a abastecerse de agua embotellada, al punto de que muchos establecimientos tienen que imponer controles al expendio para evitar el acaparamiento. Durante la emergencia de María, el agua embotellada escaseó en los comercios y muchos municipios que tardaron meses en recuperar los servicios de electricidad y de agua pasaron las de Caín para abastecer a la población, lo que dramatiza aún más el misterio de las paletas abandonadas en Ceiba.

El descubrimiento de las miles de paletas de agua se sumaa la docena de furgones cargados de mercancía para los damnificados del huracán que han ido apareciendo en semanas recientes, algunos inclusive en predios de la Comisión Estatal de Elecciones.

Confiemos en que estas experiencias sirvan al gobierno para incluir las provisiones necesarias en los planes de emergencia que se están adoptando a raiz de lo ocurrido a causa de María.

Pero eso no puede bastar. Las denuncias relacionadas con los furgones “extraviados” y las miles de paletas de agua abandonadas deben investigarse a fondo para fijar las responsabilidades que correspondan. La ciudadanía no merece menos.

Otras columnas de Irene Garzón Fernández

miércoles, 6 de febrero de 2019

Hacienda: la apariencia de honestidad

La periodista Irene Garzón Fernández declara que las relaciones contractuales entre el gobierno y OPG Technologies deben ser analizadas a profundidad por las autoridades correspondientes

jueves, 31 de enero de 2019

La compasión según Teresita

La periodista Irene Garzón analiza la renuncia de Teresita Fuentes como secretaria de Hacienda y opina que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares le dio la espalda a la CPA

viernes, 25 de enero de 2019

No más excusas al despilfarro en la CEE

La periodista Irene Garzón expone la necesidad de frenar el alto gasto de fondos públicos en la Comisión Estatal de Elecciones, pero estima que para el paso de austeridad será necesario más que un llamado de la Junta de Supervisión Fiscal

viernes, 18 de enero de 2019

WIPR: una culpa compartida

La periodista Irene Garzón Fernández señala que cualquier partido en el poder ve en WIPR un negocio perdidoso que no vale la pena sostener para algo más que servirse para sus propios propósitos

💬Ver 0 comentarios