Carmen T. Ruiz de Fischler

Punto de vista

Por Carmen T. Ruiz de Fischler
💬 0

El Museo de la Masacre de Ponce: razones para su restauración

Nos despertamos el 4 de mayo de 2020 experimentando un terremoto de 5.4 que estremeció la Señorial Ciudad de Ponce.  Entre las edificaciones antiguas que sufrieron mayores daños se encuentra el Museo de la Masacre de Ponce, una dependencia del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), que se creó en su momento para ofrecer testimonio de los eventos trágicos que ocurrieron allí en 1937, cuando la fuerza policiaca disparó contra una manifestación del Partido Nacionalista, que caminaba por las calles de la ciudad conmemorando la fecha de la abolición de la esclavitud en Puerto Rico, acaecida el 22 de marzo de 1873.

El Museo de la Masacre de Ponce se estableció en una casa en la intersección de las calles Marina y Aurora, el lugar en el que ocurrió este evento. En 1987 la Legislatura de Puerto Rico declaró la casa un monumento histórico; el ICP la ha restaurado varias veces y estableció allí lo que conocemos como el Museo de la Masacre de Ponce. La distribución temática de este museo tiene una sección dedicada a resaltar la vida de Pedro Albizu Campos, líder y fundador del Partido Nacionalista Puertorriqueño, y de todos los participantes en la manifestación que murieron en la masacre. Desde entonces, es el lugar en donde se rememora este importante momento de la historia de Puerto Rico, para que nuestros estudiantes y maestros, además de los estudiosos que desean investigar el desarrollo de los partidos políticos de Puerto Rico, y en especial el Partido Nacionalista Puertorriqueño, puedan conocer más sobre esa parte de nuestra historia.

Desde la fundación del ICP, los museos temáticos en su mayoría no están siempre dedicados a conmemorar un momento histórico controvertible, como, por ejemplo: las Ruinas de Caparra, en donde Juan Ponce de León estableció su primer asentamiento, o la Casa Blanca a la que él mudó su residencia en la Isleta de San Juan. Tampoco lo es el Museo de la Familia Puertorriqueña en la calle Fortaleza, que rememora la vida de una sociedad acomodada en el Viejo San Juan, y que no necesariamente representa la casa de la mayoría de los puertorriqueños: esas casas las podemos ver habilitadas en películas de la DIVEDCO como son Los peloteros o Modesta. 

Queremos decir que cada presentación museográfica tiene detrás un guion que trata de comunicar una particular visión del momento histórico que desea analizar y enseñarle al espectador. Esta es una de las razones principales para que el panorama museográfico puertorriqueño restaure y vuelva a darle el sitio que merece el Museo de la Masacre de Ponce por la importancia de su contribución a nuestra historia y a los estudios sobre ella. 

En la ciudad de Ponce tenemos una gran riqueza de museos de diferentes temas que albergan colecciones variadas en sus contenidos artísticos, culturales e históricos. Algunos los administra el ICP, como el Museo de la Música (CasaSerrallés), la Casa Wiechers Villaronga, la Residencia Armstrong Poventud, y otros son de naturaleza pública/privada como el Museo de Arte de Ponce, el Museo Castillo Serrallés, y el Museo Casa Paoli. Los hay grandes, medianos y pequeños y cada uno de ellos contribuye a hacer de Ponce una ciudad educativa, y enriquecen la oferta cultural que se le ofrece a la comunidad, tanto puertorriqueña como internacional que nos visita. Celebramos en Ponce la diversidad de los museos puertorriqueños y el hecho de cómo ayudan a resaltar nuestros valores culturales.

Otras columnas de Carmen T. Ruiz de Fischler

jueves, 19 de marzo de 2020

Arte y cultura en familia en tiempos de coronavirus

Vamos a crear arte para todas las edades, para cuando miremos atrás a la experiencia del COVID-19 que pasamos en familia, queden muchos recuerdos bonitos, dice Carmen T. Ruiz de Fischler

💬Ver 0 comentarios